Marruecos gana ante  Bélgica y oposita a octavos

Agencias | La Prensa del Táchira.- Un gol de Abdelhamid Sabiri en el minuto 73, de falta directa aprovechando un fallo de Thibaut Courtois, y la sentencia de Zakaria Aboukhlal en el segundo minuto del tiempo extra le dieron la victoria a Marruecos (0-2) frente a Bélgica, en el segundo partido del Grupo F del Mundial de Catar 2022.

El partido arrancó marcado por la ausencia de Bono. El portero del Sevilla figuraba como parte del once inicial y formó junto a sus compañeros para el himno marroquí, pero antes del pitido inicial fue sustituido por Munir, sin que haya trascendido por el momento el motivo de manera oficial.

Sin Kevin De Bruyne y con un Hazard que recibía tarascadas cada vez que se daba la vuelta, sin las amarillas para sus rivales que demandó en la previa del encuentro, Bélgica se atascó. Y fue Marruecos la que más se acercó al gol.

El colegiado mexicano César Arturo Ramos anuló un tanto de falta directa de Hakim Ziyech porque Romain Saiss, quien intervino en la jugada al hacer ademán de ir a por el balón colocándose en el campo de visión de Courtois, estaba en fuera de juego.

Los dos goles, en el tramo final

Jugada similar sí fue validada en el minuto 73, cuando Abdelhamid Sabiri marcó el primer tanto en una falta esquinada que lanzó buscando el primer palo del guardameta belga, quien dio un paso adelante esperando el centro y eso le condenó.

Bélgica intentó conseguir un empate más a trompicones que con ideas claras. Romelu Lukaku debutó en el Mundial, con diez minutos para ver si cazaba alguna dentro del área, pero no gozó de ninguna una ocasión.

Zakaria Aboukhlal, ya con Bélgica volcada al ataque, conseguía el segundo tanto para la selección marroquí en el tiempo de descuento.

Un resultado que deja a Marruecos con cuatro puntos y a Bélgica con tres, en un grupo F en el que también están encuadradas Croacia y Canadá.

Fuente Informativa: EFE

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Futbol

Comenzó la fiesta del fútbol venezolano

| comentarios