Pedofilia, una perversión que acecha en Táchira

Ariana Moreno | La Prensa Táchira.- Durante los últimos meses, a través de las redes sociales se han dado a conocer nuevos casos de pedofilia tanto en el Táchira, como en toda Venezuela, causando preocupación en toda la población. 

La pedofilia, conocida como un trastorno en el que un adulto experimenta atracción sexual por los niños, no es un problema nuevo. Según Beatriz Mora, miembro de la organización Pro Ideas y expresidenta del Instituto de la Mujer, esta perversión ha estado presente en el Táchira durante muchos años. 

Sin embargo, las actuales tecnologías de la comunicación han hecho que este tipo de casos sean ahora más visibles. Expresa que este es un trastorno que podría padecer cualquier persona, por lo que todos los niños, niñas y adolescentes están en peligro de ser víctimas de una persona perversa y sádica. 

Según Yensy Meneses, coordinador regional del Observatorio Venezolano de Violencia, en el estado Táchira existen al menos tres principales razones por las que se están frecuentando este tipo de actos aberrantes. La primera de ellas, la migración pendular hacia zonas fronterizas, donde los padres se van a trabajar toda la semana y regresan sólo sábados y domingos, dejándolos la mayor parte del tiempo vulnerables y expuestos a este tipo de situación. 

 La otra es que por diversas razones los niños quedan al cuidado de sus abuelos, tíos, hermanos y padrastros, quienes padecen de este tipo de impulsos y terminan agrediéndolos sexualmente. La última causa la atribuye a la morbosidad que se está creando a través de las redes sociales y la pornografía infantil. 

En un informe, el Observatorio Venezolano de Violencia registró que desde el mes de marzo hasta junio de 2022, al menos 17 niños fueron abusados sexualmente. Sin embargo, en todo lo que va del año esta cifra alcanza los 150 menores, según datos ofrecidos por el gobernador del Táchira, Freddy Bernal, el pasado 11 de noviembre durante una caminata en contra de la pedofilia. 

Cifras aterradoras

Aunque el gobernador afirma que estos datos son obtenidos a través de las estadísticas del Ministerio Público, ciudadanos y expertos aseguran que las verdaderas cifras son mucho más aterradoras. 

Según Beatriz Mora, hay muchos casos de abuso sexual infantil que no son dados a conocer por diferentes motivos. Uno de ellos, debido a los costos y la gran cantidad de trámites que conlleva hacer una denuncia. Dice que para poder acusar a alguien la víctima debe involucrarse, acudir al Consejo de Protección, ir a la Fiscalía y luego presentarse. Expresa que la mayoría de los casos de violaciones se dan en zonas alejadas y el solo hecho de tener que trasladarse hacia San Cristóbal, hace que las denuncias sean dejadas a un lado. 

Otros, que tienen los medios económicos para hacer este tipo de trámites prefieren callar para no exponer a su familia ni a las víctimas. A estos motivos, el psicólogo, Alfonso Amaya, añade que muchas veces estos abusos no logran darse a conocer, debido a que los niños no se atreven a decir lo que está pasando porque los padres son violentos y reaccionan mal ante cualquier interacción con el niño o niña, lo que hace que los menores no sientan la confianza y valentía suficiente para hablar. 

Aun así, asegura que en algunos casos los niños cuentan y no les creen; tal y como pasó en el municipio Ayacucho en mayo de este año, en el que un hombre abusaba sexualmente de sus hijastras de 7 y 8 años y las "compartía" con un obrero de la finca donde vivían. Las niñas, en varias ocasiones le contaron a su madre que estos hombres las violaban, pero fueron tildadas de mentirosas.

Táchira, estado con más incestos

Según el psicólogo, Alfonso Amaya, Capacho Viejo es la localidad con mayor incidencia de relaciones sexuales entre individuos de una misma familia, a nivel nacional. Asegura que esto fue un dato obtenido de primera mano a través de defensores públicos y profesionales que estudiaron esta área. Expresa que esta situación se debe a que esta zona ha estado marcada por la herencia española, donde los antepasados tendían a casarse entre familias, lo cual hasta la fecha de hoy en España no es visto como delito. 

El experto asegura que este tipo de cosas podrían prevenirse y darse a conocer a través de la inversión en investigación, principalmente por medio de profesionales tachirenses que conozcan la historia y los comportamientos de la población. Pese a esto, dice que, por ejemplo, en el caso del abuso infantil se están trayendo personas externas que no conocen el contexto social. ¿Por qué tienes que buscar alguien de afuera para comprender lo que pasa aquí? se pregunta mientras añade que realizar caminatas no va a solucionar este grave desorden sexopatológico y psicopatológico que tienen estas personas.

Finalmente, manifiesta que en estos momentos lo más importante es la educación, ya que en Venezuela no ha habido nunca un programa de educación sexual para enseñar tanto a padres, representantes, docentes, como a los mismos menoresde estar alerta y prevenir este tipo de agresiones.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Vía a San Rafael se hunde

| comentarios

Locales

Expertos: comenzó el renacer de la feria

| comentarios

Locales

Rosario de huecos inunda Las Vegas de Táriba

| comentarios