Sector ganadero sin beneficios tras apertura fronteriza

Ariana Moreno | La Prensa Táchira.- Luego de que el pasado 26 de septiembre se diera la tan esperada apertura comercial de la frontera colombo-venezolana, el sector ganadero del estado Táchira se mantiene a la espera de beneficios que les permita mejorar producción, distribución y venta de carne en la entidad andina. 

Luis Hernández Guanipa, vicepresidente del Instituto Venezolano de la Leche y la Carne, asegura que anteriormente los insumos colombianos utilizados para la producción eran traídos por mecanismo pseudo legales, donde no participaba el Seniat y por este motivo se mantenían los altos costos. Sin embargo, expresa que ahora que existe un paso comercial no han visto que los precios bajen; así como tampoco han visto que el contrabando de ganado se haya detenido.

Afirma que históricamente, Venezuela era el que importaba animales desde Colombia, lo cual traía muchas ventajas al rebaño nacional, ya que la genética nacional fue mejorando con los años. 

Ahora todo cambió, asegura que el transporte ha sido durante las últimas décadas desde Venezuela hacia Colombia, porque aquí salen más baratos. 

Este contrabando ha traído para el país vecino consecuencias negativas, ya que como son transportados ilegalmente no pasan por controles que permitan identificar el estado en el que se encuentran los animales venezolanos y comenzaron a aparecer brotes de fiebre de aftosa.

Asegura que estos animales pudieran ser fácilmente exportados a todos los países de Latinoamérica, pero Venezuela es el único país de la región que no tiene certificación de fiebre aftosa. "Venimos vacunando a los animales desde hace muchos años, pero los porcentajes no llegan para obtener esa certificación que nos permita tener acceso a mercados internacionales para exportar algunos productos", dijo .

Consumo 

En cuanto al consumo de carne en el estado, Marco García, vicepresidente de Asogata, asegura que este está por encima del promedio nacional, entre 10 y 12 kg de carne por habitante al año, teniendo en cuenta que el promedio per cápita nacional se encuentra ubicado en 8 kg. Este consumo es superior al observado hace algunos años cuando se encontraba en un mínimo histórico de 6 kg por habitante al año.

Asimismo, expresa que el sector ganadero tachirense enfrenta una diversidad de problemas que atentan contra la producción, pero uno de los más importantes es la falta de financiamiento que dificulta la adquisición de animales, la recuperación de potreros, la reparación de la infraestructura de las fincas y la compra de insumos, maquinarias e implementos agrícolas. 

También dice mantenerlos preocupados el problema de la vialidad que se ha deteriorado debido a la fuerte temporada de lluvias, así como el fuerte racionamiento eléctrico al que ha sido sometido el sector rural tachirense. Otro aspecto lo representa la inseguridad personal, pues existen a nivel rural bandas de delincuentes encargadas del robo de equipos y animales.

Asimismo, expresa que se sigue observando la presencia de grupos al margen de la ley que tratan de controlar territorios, afectando a los ganaderos por la exigencia del pago de vacunas y la solicitud de animales. 

A todos estos problemas que enfrenta la producción ganadera en el Táchira, se le debe añadir los altos costos de los insumos que provocan el constante aumento de los productos y la preferencia por el sacrificio de hembras, que son más económicas que los machos. García asegura que la mayor parte de las carnicerías en el Táchira lo que venden es carne de vaca, que aunque también es buena, es más económica.

Manifiesta que los precios a nivel de consumidor se han mantenido altos, a pesar de que a nivel de finca el ganado disminuyó casi el 15%. Explica que este descenso a nivel de ganadero no fue aprovechado por los consumidores, sino por los carniceros, quienes vieron la oportunidad para seguir vendiendo al mismo precio o más y así incrementar sus márgenes.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Táchira registró un sismo de magnitud 4,7 

| comentarios