Qatar se viste de gala para un prometedor mundial

Julián Alvarado | La Prensa Táchira.- Cuatro años de larga espera han llegado a su fin. El deporte que más pasiones despierta en el mundo entero concentrará a más de 1.500.000 extranjeros en las ciudades qataríes, para presenciar el que a nivel deportivo promete ser uno de los mejores mundiales de fútbol absoluto de la historia. 

32 selecciones batallarán desde la fase de grupo para ir enlazando triunfos que le permitan llegar a instancias finales y pelear por el título de campeones. 

Una particularidad muy asentada en las últimas ediciones del prestigioso certamen es que el campeón no repite su consagración de forma consecutiva. Desde Brasil, titulándose con la figura de Pelé en los años 1958 y 1962, ninguna selección ha triunfado en ediciones consecutivas. 

Si se analiza la década del 2000 en adelante. Para el mundial del 2002, disputado en Corea y Japón, Brasil fue la campeona, pero en el año 1998 venía de consagrarse Francia. Posteriormente, Italia fue campeona en 2006, España en 2010 y Alemania en 2014; ninguna pudo revalidar sus triunfos cuatro años más tarde. 

Francia, que viene de ganar en el Mundial de Rusia 2018 y que al contar con un grupo de grandes jugadores es una de las favoritas; le persigue esa "nube gris" de tener que nadar en contra de la superstición y de los datos que aseguran que el campeón no puede revalidar su título. 

Los "galos", además no vienen de una buena Eurocopa el año pasado donde se proclamó campeona Italia, que curiosamente no clasificó a este mundial y es la selección que más se extrañará en el certamen. Los franceses, a pesar de haber tambaleado los últimos dos años siguen siendo un candidato muy fuerte y cuentan con una plantilla plagada de estrellas, liderada por los delanteros Kylian Mbappé, Antoine Griezmann y Karim Benzemá. 

En el viejo continente hay otros favoritos que son elencos que siempre deben ser respetados. Inglaterra es uno de esos países que acostumbra a tener excelentes representantes. Los "tres leones" cuentan con una convocatoria realizada por Gareth Southgate de 26 futbolistas, 25 de ellos pertenecientes al fútbol inglés (lo cual habla del gran nivel de la Premier League). Después de llegar a semifinales en Rusia 2018 y lograr el subcampeonato de la Eurocopa pasada, los ingleses tienen la mira fija en que este sea el mundial que les permita sumar su segundo título. 

Después de la catástrofe de 2018 cuando salieron eliminados en fase de grupo y tras una reestructuración importante, Alemania pareciera que podría trascender en esta oportunidad, porque combina una importante generación de futbolistas con el peso histórico teutón en la cita deportiva. 

Portugal, que aún no sabe lo que es ser campeón del mundo, cuenta con un proceso de futbolistas muy importante que no ha enlazado de la mejor forma, pero podría encenderse en este mundial y brindarle a Cristiano Ronaldo el anhelado campeonato de una edición que en teoría sería la última para él, entendiendo que tiene 37 años de edad. 

La controversial España, del director técnico Luis Enrique que dejó por fuera a jugadores como Sergio Ramos, Thiago Alcántara y Nacho Fernández, tampoco se le debe su- bestimar. Cuentan con una convocatoria joven y esperanzada en devolver la alegría causada en el Mundial de Sudáfrica 2010, con esa pletórica final donde Casillas e Iniesta fueron los grandes protagonistas. 

Sudamérica pisa fuerte

Obviamente, excluir a dos grandes referencias del fútbol como Brasil y Argentina sería una auténtica locura. Para este mes, ambas llegan como las principales candidatas a ser campeonas. Por un lado, la "verdeamarela" de Tite transitó prácticamente sin despeinarse en la eliminatoria sudamericana y mediante goles y "joga bonito" fue propinando goleadas a sus rivales de turno. 

En el caso albiceleste, la realidad es muy parecida. El combo de Lionel Messi y los suyos, comandados por Lionel Scaloni, vienen de ser los campeones de América tras vencer a Brasil en la final con un golazo de Ángel Di María, culminaron de forma cómoda la Eliminatoria y cuentan con un grupo de jugadores que ha creado hermandad y se ha familiarizado en cada concentración. Todo el pueblo argentino y otras partes del mundo desean ver a Messi levantar el título que le falta en su exitosa carrera y que le permitirá extender su legado a la inmortalidad: el campeonato del mundo. 

Podrían sorprender

En todo mundial hay selecciones que terminan dando la campanada, sorprendiendo a propios, a extraños y se cuelan en instancia donde en un principio los expertos no les veían, e inclusive sacando de competencia a potencias de este deporte. 

Para Qatar 2022; Dinamarca, Serbia y Suiza podrían ser la piedra en el zapato de cualquier equipo en fase de grupo y en fases más importantes, como octavos o cuartos de final. Los también europeos Bélgica, Países Bajos y Croacia (actual subcampeona), no serían sorpresa si trascienden en el torneo porque cuentan con futbolistas de alto nivel, pero al no contar con títulos en su haber marcarían un hito levantando el trofeo. 

Uruguay tampoco puede darse por muerta, porque sus dos campeonatos en la historia y su identificada garra charrúa acompañada de jugadores como Valverde, Suárez y Cavani invitan a soñar a un país con sólo un poco más de tres millones de habitantes. 

Independientemente del análisis previo, este domingo rueda el balón en Qatar con el encuentro entre la selección anfitriona y Ecuador desde las 12 del mediodía (hora venezolana); y a partir de ese momento todo el ámbito del fútbol se paralizará por casi un mes para disfrutar del esperado mundial.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias