En la Y de Barrio Sucre viven entre huecos y en penumbras

María Alejandra Beltrán | La Prensa Táchira.- Huecos en la vía y falta de alumbrado público son los problemas que predominan en la Y, que inicia desde la calle de Pirineos I y que conecta con el Lote H y el Lote G de Barrio Sucre. 

Los habitantes del Lote H se quejan por el estado en el que se encuentra la carretera que conduce a la calle 5 o también conocida Calle del Hambre de Barrio Sucre, debido a que desde hace más de un año los huecos inundan la vía del sector. 

"Esto es una completa huequera, y cuando llueve parecen pozos de agua", dice Nancy Mora que además de ser habitante de la zona, es dueña de unos de los negocios en la Calle del Hambre.

Esta anormalidad ha causado numerosos accidentes mecánicos y viales, siendo los vehículos de dos ruedas y sus conductores los principales afectados. 

Con huecos que superan los cinco centímetros de profundidad, los ven?dedores y habitantes de la zona aseguran que la Calle del Hambre ha dejado de ser una zona transitada, pues las personas al observar el estado actual de la calle prefieren tomar vías alternas. 

Los comerciantes más perjudicados por las condiciones de la carretera han buscado la forma de "medio arreglar el paso"; sin embargo, sin la colaboración de los entes gubernamentales "es imposible lograrlo", es así como lo define Nancy Mora.

Pero el deterioro de las calles no es el único problema existente en este sector, puesto que la falta de alumbrado público es notorio. "Si no fuese por los comercios que traba?jan de noche la calle no tendría luz", resalta Omar Chacón, habitante de la calle 5. 

La falta de atención en cuanto al alumbrado público por parte del personal encargado supera los cinco años. Es por ello que los habitantes de la calle 5 del Lote H ya están resignados a vivir así. Por otra parte, en el Lo?te G se reafirma el problema. "En el Lote H por lo menos alumbran en las noches con los comercios de la Calle del Hambre, pero nuestra calle sí está completamente a oscuras", comenta José Luis Vielma, residente del Lote G.

Contando con más de nueve postes de luz a lo largo de la calle, durante la noche el sector queda completamente oscuro, ya que ninguno funciona y a diferencia del Lote H, el Lote G es un sector netamente residencial.

Este problema no sólo abarca al Lote H y al Lote G, sectores pertenecientes al Barrio Sucre. La calle de Pirineos I, conjuntamente con estas ubicaciones, también es afectada por los huecos en las vías y la falta de luz pública en las noches.

El hampa hace de las suyas

La falta de alumbrado público ha jugado en contra de los habitantes del Lote G, especialmente en horas de la noche, quienes han sido víctimas de robos dentro de sus propias casas por parte de delincuentes que aprovechan la oscuridad.

"Me han robado dos veces, la primera vez se llevaron dos bombonas que tenía en el porche de mi casa. Los ladrones saltaron el muro y se las llevaron, y la segunda vez no fue mucho lo que encontraron", comentó José Vielma.

Dicho habitante también expresa que debido a esta situación se han visto en la obligación de guardar absolutamente todas las pertenencias dentro de la residencia. 

"Ya nos da miedo salir de noche por?que todo queda muy oscuro", aseguró José Luis Vielma.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias