En tierras movedizas viven en Las Malvinas

María Alejandra Beltrán (Pasante) | La Prensa Táchira.- Desde hace 10 años, el sector Las Malvinas viene registrando deslizamientos en algunas viviendas ubicadas sobre una especie de tierras movedizas, las cuales además están en riesgo por su cercanía a la quebrada, que al desbordarse por las lluvias se mantiene al acecho de las familias de la zona.

Son aproximadamente 100 casas ubicadas en esta pendiente, que a nivel general todas presentan problemas de grietas en las paredes, y en algunos casos también es muy notorio observar las fisuras en los pisos. Daños como estos son apenas un abreboca lo que se observa en esta comunidad.

En viviendas como la de María Díaz, el habitar en el recinto representa una constante situación de riesgo. Además de grietas en las paredes y suelos, la humedad forma parte de la fachada del lugar y que a consecuencia de las aguas provenientes de la quebrada que socavan debajo de la tierra la pared está a punto de caerse, poniendo en peligro la vida de María Díaz, quien vive sola.

Otro caso es el de Carlos Rosales, pues por la parte trasera de su vivienda baja parte de la quebrada. Él comenta que debido a las fuertes lluvias el caño crece y el agua ha traído humedad, por lo que parte de una de las paredes se ha movido de lugar.

"Cuando llueve esto se pone peligroso y más cuando se desborda el caño, ya que el agua pasa por la pared", comentó Carlos Rosales, quien reside en el sector Las Malvinas junto a su familia. 

Llamado de ayuda

Los daños causados por el socavamiento de la quebrada también han afectado gravemente el asfalto de la carretera.

"Solicitamos a los gobernantes que vengan y vean la situación que pasamos en este lugar y nos ayuden", expuso Carolina Pacheco, quien además de ser habitante también es parte del consejo comunal del sector. 

 "Además de deslizarse, porque estos terrenos son movedizos, la quebrada es donde caen todas las cloacas de Alianza parte alta, provocan que no pueda subir ni bajar ningún carro por la calle", comentó Pacheco El alumbrado de la calle es casi nulo, según comentó "estamos en un lugar que literalmente es la boca del lobo y sin el alumbrado durante la noche es aún más peligroso. Solamente funciona un poste y eso a medias porque prende y apaga". 

Las Malvinas cuenta con un sector completamente inhabitable por esar muy junto a la quebrada y ser tierra no apta para construir. A pesar de esto, en el lugar se sitúan al menos cuatro viviendas, cuyas familias manifiestan residir ahí por no tener otro lugar para vivir. 

Estas cuatro familias han construido de la forma más humilde posible un lugar donde vivir utilizando latas, palos y otros materiales de desecho. 

Jonny Martínez, quien es uno de los propietarios de uno de los ranchitos, ha dicho que viven en esas condiciones en contra de su voluntad, ya que "somos una familia pobre y lo poquito que hacemos lo usamos para comer".

"Hemos solicitado ayudas a la gobernación y hasta ahora no nos han dado nada", dijo Jonny, que además comenta que cuando llueve y crece la quebrada el agua llega hasta el rancho y sus alrededores. "Vivimos en un charco cuando la quebrada crece", comentó.

Lo mismo pasa con la vivienda de Laura Duque que ha sido víctima de los daños que ocasiona "la crecida de una quebrada", ya que cuando el agua corre causa daños al baño de su casa. "Temo por la vida de mis hijos, pero no tengo adónde ir", afirma, además por tener tres hijos pequeños y uno de ellos en proceso de lactancia, no puede trabajar, resignándose a la ayuda de personas de buen corazón de la zona.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias