Hasta 250 mil pesos pagan chatarreros por caparazón de un carro 

En 2021 se emitió un decreto presidencial en donde se determinó que los residuos metálicos ferrosos se consideran material estratégico susceptible de reciclaje

Redacción | La Prensa Táchira.- Durante el último año se ha hecho común ver en calles de algunos sectores de San Cristóbal vehículos viejos abandonados y que poco a poco van siendo deshuesados y aplastados con porras, martillos y otro tipo de implementos, con el fin de reducirlo y trasladarlo hacia las trochas de la frontera. Por un caparazón, los chatarreros llegan a cancelar 250 mil pesos.

Las familias que han tomado este trabajo como una forma de vida buscan la manera de movilizar estos desechos desde las chiveras en las que los adquieren. Usando lazos y entre varias personas, los van arrastrando por el pavimento hasta llegar a los terrenos que tienen disponibles en sus casas para proceder a desarmarlos.

Según el testimonio de una joven que vive en un populoso sector, su esposo dura hasta cinco días para disminuir estos desechos metálicos lo más que pueda y subirlos a la moto y emprender camino a San Antonio del Táchira. Posteriormente, a pie cruza uno de los pasos irregulares y del otro lado de la frontera hace la venta.

"Nosotros tenemos que pagar por los carros esos. Cuando corremos con suerte en alguna chivera que nos conocen nos lo regalan, pero eso no es todo el tiempo. Aquí a veces viene el Cicpc a hacer operativos y preguntan que con cuánto vamos a colaborar, cuando hacen eso yo les saco la partida de nacimiento de mis hijos y de los de mi esposo que son ocho niños en total y le digo que cómo hago para alimentarlos, que no tengo nada y ellos se van", explicó la joven.

En Cúcuta, por 100 kilos de chatarra reciben un promedio de 100 mil pesos, pero esto varía. No es un negocio de tantas ganancias, pues cuando retorna a su hogar a duras penas llega con 40 mil pesos, pues el resto se quedó en el camino. En alcabalas y en la trocha deben dejar su parte.

"En el Conas pagamos 10 mil y en Peracal son fijos 20 mil pesos. En todas las alcabalas del camino se deja. En la trocha a veces cobran 5 o 10 mil, dependiendo del día y del movimiento que haya", señaló.

Para estos chatarreros los mejores días son aquellos en los que consiguen la mercancía gratis, es decir, cuando se adentran a una quebrada que pasa por la zona para pescar el metal que arrastra la afluente producto de las crecidas o que la gente arroja sin control.

Regulación

Desde marzo de 2021 y tras la publicación del Decreto Presidencial número 4.445, se declaró que los desechos y residuos metálicos, ferrosos, de aluminio, hierro, acero, níquel, entre otros, son catalogados como material estratégico susceptible de reciclaje, por lo que la comercialización de estos quedó reservada para el Ejecutivo nacional a través de la Corporación Ecosocialista Ezequiel Zamora (Corpoez).

Para el abogado, Jesús Berro, catalogar los residuos de vehículos como material estratégico no tiene sentido, y la comercialización en partes o completo queda a disposición de su propietario, con lo que sí se debe cumplir es con los trámites en el INTT para su desvinculación del parque automotor y evitar que las organizaciones delictivas puedan clonarlos.

"Es una manera de controlar que en el mundo criminal no lo vayan a usar con fines delictivos. El número de serie es lo único que diferencia un vehículo, entonces agarran una camioneta, le quitan el caparazón, le ponen otro y hacen dos carros y lo comercializan. Igual creo que una chatarra de un carro no debe ser visto como material estratégico", explicó.

Para que una persona pueda comercializar lo que se considera material estratégico debe contar con una serie de permisos como el Rumpa, además de la autorización de Corpoez. "Esto es muy difícil, pero tampoco hay empresas que se encarguen de ese tipo de reciclaje", dijo el también abogado, Víctor Matheus.

En muchos casos, esta venta de vehículos para que sean convertidos en chatarra se da por la pérdida de poder adquisitivo de los propietarios, quienes no pudieron costear a tiempo las averías y prefieren que se les cancele algún monto bajo en divisas y cubrir otras necesidades.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias