Reparación inconclusa de la Marginal afecta casas de El Paraíso

María Beltrán (Pasante) | La Prensa Táchira.- Las aguas servidas provenientes de los sectores del matadero, el mercado y terminal de pasajeros que corren por la avenida Marginal del Torbes han dañado las estructuras de las viviendas del sector El Paraíso, cuyos habitantes tienen aproximadamente 20 años viendo cómo sus viviendas se deterioran, al punto de que en algunos casos las paredes están a punto de desplomarse.

En El Paraíso cabe la frase no todo lo que brilla es oro, pues a simple vista muchas de las viviendas se ven en buen estado, pero al entrar se puede notar el deterioro que, según los vecinos inició desde que repararon la avenida Marginal del Torbes, el daño en el sector se ha intensificado. 

Tal es el caso de la vivienda de Lorena Duque, la casa muestra una fachada agradable de color morado; sin embargo, al ingresar en el recinto se observan de forma extrema y casi alarmante las grietas en las paredes, piso y escaleras, haciendo de este lugar un terreno inestable, húmedo y casi movedizo, por tal motivo la habitante decidió colocar alfombras para poder transitar "libremente" dentro de la casa, a pesar del riesgo. 

"Nos hemos resignado a vivir de esta forma porque no tenemos otra casa para vivir", comentó Lorena Duque, además afirma que cuando llueve "preferimos acostarnos a dormir, a la merced de Dios", debido a que el agua se filtra por medio de las grietas de las paredes y ocasiona pequeños charcos dentro de la casa.

Las casas que se podían mantener con arreglos cada cierto tiempo ahora están en situación de emergencia por el hundimiento y socavamiento. 

Esto se puede observar en la casa de José López, quien a causa de las condiciones tan alarmantes en las que está su vivienda ha querido derrumbarla y construir una residencia provisional de madera; sin embargo, manifiesta que sus planes no se han puesto en marcha ya que las casas vecinas construidas en ambos lados presentan el mismo problema, y "al caer mi casa, las otras dos también se derrumbarán porque mi vivienda es la que mantiene en pie las otras dos". 

Por autogestión tapaban los huecos

De vez en cuando el asfalto de las calles requería de mantenimientos y arreglos, gastos que eran cubiertos por los mismos habitantes del sector, que de forma unánime se encargaban de cuidar y velar por el mismo. Así como también cada vecino cuidaba su casa de algunos daños leves de agrietamiento en las paredes.

Tal es el caso de Chabella Bustos, quien manifiesta que junto con su familia cada año realizaban arreglos pequeños en su residencia para mantenerla en buen estado y no dejar que el deterioro se apoderara de ella.

"Las calles que antes podíamos arreglar entre todos, ahora necesitan la intervención de expertos", expresó Lacrois Almeira, quien reside en la comunidad desde hace 50 años.

Elba Camargo, habitante del sector, afirma que "El Paraíso empezó a sufrir más daños desde que repararon la avenida, porque los terrenos son buenos, y eso lo podemos ver porque no se deslizan a pesar de estar en una pendiente".

Transporte público afectado

Debido a que el arreglo de la avenida no ha culminado hasta la presente fecha, los habitantes del sector El Paraíso sufren por temas de transporte público. 

"Antes pasaba la Intercomunal, pero ahora tenemos que caminar casi hasta el mercado para poder agarrar alguna buseta", dijo Mireya Medina, habitante de la zona. 

Desde hace dos meses la avenida fue cerrada por el hundimiento de la capa asfáltica, producto del socavamiento originado por fallas en el recolector de aguas pluviales provenientes de la Redoma de la ULA, esto ha hecho que el transporte público que antes circulaba busque rutas alternas, llevando a los habitantes de la zona a tomar otras medidas de movilización.

Con mucho énfasis, los moradores del lugar manifiestan la importancia de arreglar la avenida lo antes posible.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias