Comprar frutas se volvió todo un lujo

Redacción | La Prensa Táchira.- Producto de la crisis humanitaria compleja que atraviesa Venezuela, el costo de las frutas se ha venido elevando de forma constante en los abastos y supermercados de la ciudad de San Cristóbal, trayendo como consecuencia que la población disminuya su consumo.

Es así como lo comenta Augusto Niño, quien indicó que hoy día comerlas se volvieron "un lujo", debido al costo que representan en cualquier establecimiento comercial de la ciudad capital.

Para este pensionado es lamentable la situación que vive, pues recuerda que años atrás comía fresas, manzanas y ciruelas "sin remordimiento" y ahora esos gustos están limitados por los precios que tienen.

En pesos, por kilo, la mandarina se cotiza a un costo de 8.100, patilla 2.100, melón 6.250, parchita, 7.000 y 8.000, zapote 2.700, níspero 5.100, naranja 3.900, y limón a 5.000.

Las ciruelas tienen un costo de 3.500, manzanas a 2.700 y 3.000, kiwi 2.200 y 2.500, y la panela de tamarindo entre 2.500 y 3.000 COP.

Mientras tanto, Belkys Martínez señaló que cuando acude al mercado procura comprar lo más económico, para así poder llevar varias cosas y cocinar los alimentos en su hogar.

Si bien es cierto que el monto que recibe de su pensión es insuficiente para cubrir sus necesidades, relata que sus hijos, quienes están fuera del país son quienes la ayudan para poder comprar lo necesario para su vivienda.

"Ellos me mandan dinero mensual, y a pesar de eso me quedo corta, porque cuando voy al mercado llevo más plata y compro menos", expresó.

Lechosa y cambur, lo más barato

En diversos establecimientos comerciales, por varias semanas, la lechosa y el cambur han sido las frutas más económicas y predilectas por los consumidores.

Y es que debido a los altos costos de los productos, tachirenses optan por adquirir lo que esté en temporada o rinda más en sus hogares, especialmente en aquellos donde hay niños.

Esta semana, por kilos, en pesos colombianos, la lechosa tiene un costo de 2.100, mientras que los cambures en 2.000.

Miguel Carrero, de oficio taxista, precisó que trabaja muchas horas al día para poder obtener recursos y comprar lo que se necesita en su vivienda, entre ellos la proteína, verduras y frutas.

"Toca comprar lo más barato para que alcance para todo", dijo el profesional del volante. Si bien reconoce la crisis económica que atraviesa el país, está consciente que eso no es una limitación para que los ciudadanos busquen la manera de resolver y hacer las compras de comida que es la primera necesidad de cada familia.

"En medio de todo toca resolver, no podemos quedarnos dormidos en los laureles esperando que se resuelva la situación de Venezuela, toca salir a trabajar", dijo.

Ante esto, opta por buscar en los mercados lo más barato y así poder comprar varios kilos y llevar a su casa. 

Otros rubros

De acuerdo al sondeo realizado esta semana, en diferentes mercados, la cebolla blanca aumentó su valor a 6.500 COP, cuando hasta hace pocos días su valor era de 4.000 COP el kilo.

El ají que mantuvo por más de dos semanas un costo de 4.500 pesos, ahora está siendo vendido en 5.350 pesos, representando un golpe al bolsillo de los consumidores. El plátano también mostró su alza de 3.500 a 4.250 el kilo y lo mismo ocurrió con la papa que pese a que había disminuido, sorpresivamente aumentó su costo a 2.700 y 3 mil pesos el kilo. Otro rubro como el cilandro, se mantiene en 2 mil COP.

Otros productos, como la harina Pan, la cual se cotizaba en 6 mil pesos, al cambio en dólares está a 6.400, el arroz presenta la misma situación, pues se está cotizando en más de 6.000 en diversos puntos de venta.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias