Ocho de cada 10 pacientes tienen problemas de fertilidad

Redacción | La Prensa Táchira.- Ocho de cada 10 pacientes que acuden a consulta ginecológica en el Táchira tienen problemas de fertilidad. Mary Rodríguez es una de ellas. A sus 35 años, uno de sus sueños más anhelados es ser madre. 

Tiene varios años intentándolo y no lo ha logrado. Acudió al ginecólogo y aunque en un primer momento no hubo un diagnóstico certero sobre el porqué de su imposibilidad para fecundar, tras varios miles de pesos gastados, obtiene la respuesta. Tiene las trompas obstruidas y deberá someterse a una laparoscopia antes de poder reproducirse. 

Con la esperanza latente, Mary decide viajar a Cúcuta por sugerencia de su médico tratante, y allá descubre que además de las trompas obstruidas, también tiene endometriosis y algunos quistes que pensó habían desaparecido. Allí se somete a la cirugía que necesita, la cual le costó 1.700 dólares, 500 dólares menos que en el Táchira. 

Una vez intervenida, tiene que esperar para el próximo paso, la fecundación in vitro, un procedimiento altamente costoso en ambos países que le ha resultado casi imposible de costear. En Táchira la fertilización in vitro cuesta más de 6 mil dólares, en Cúcuta deberá pagar 5.200 dólares o 24 millones de pesos. Para poder pagar su tratamiento y alcanzar el sueño de ser madre, Mary y su pareja vendieron el carro, están rifando sus teléfonos y están vendiendo otras cosas de valor. "Una persona de escasos recursos perdería todas las esperanzas y es muy doloroso desarraigar ese anhelo de ser madre. Yo lo voy a intentar y espero tener pronto a mi bebé creciendo dentro de mí", confesó. 

Infértil 

Al igual que Mary, hay 186 millones de personas en el mundo. Según la OMS, del 14 al 17% de la población en edad fértil del mundo tiene trastornos de fertilidad. Los casos ascienden cada año, la vida moderna y la postergación de la reproducción por parte de las parejas es una de las razones que ha hecho incrementar las cifras. 

Lorna García, ginecobstetra y especialista en Fertilidad y Reproducción Humana Asistida en Táchira, comentó que ocho de cada 10 pacientes que asisten a su consulta diariamente vienen por un asunto relacionado a su fertilidad. 

Si bien es un tema del que poco se habla, cada vez hay más parejas sufriendo los embates de la infertilidad en el Táchira y el país. 

La experta define como infertilidad a la imposibilidad de tener un hijo durante un tiempo determinado, y este lapso dependerá de la edad de la paciente. "Si tiene menos de 35 años y pasas 12 meses teniendo relaciones sexuales sin ningún tipo de protección y no hay prueba de embarazo positiva, ya hay un diagnóstico de infertilidad. Si tienes de 35 a 39 años, se da un lapso de 6 meses, si en ese tiempo no se logra el embarazo ya hay un diagnóstico de infertilidad y si tienes más de 40 años desde el primer mes debe ser tratada como una persona infértil", aclaró. 

Diagnóstico 

Luis Segura es ginecobstetra, especialista en Fertilidad y Reproducción Humana Asistida y representante de la Asociación Venezolana de Medicina Reproductiva (Avemere), también insistió en que la edad es un factor determinante en la fertilidad de una pareja. Las mujeres a partir de los 35 años comienzan a padecer trastornos de fertilidad y los hombres a los 48 años comienzan a disminuir los parámetros que se consideran normales dentro de los factores del semen. 

En la mujer, uno de los principales trastornos que estaría influyendo en su fertilidad se encuentran los factores tuboperitoneales que son las trompas obstruidas, también se pueden encontrar los trastornos endocrinológicos, como ovario poliquístico, problemas tiroideos, aumento de la prolactina. Además de ello, también se puede presentar la endometriosis. 

En el caso masculino, los trastornos se relacionan a su esperma, por ello es preciso que se evalúen los valores de un espermatograma.

Los exámenes para el diagnóstico son altamente costosos y comprenden pruebas hormonales, ecografías y una histerosalpingografía. Esta última cuesta de 80 a 100 dólares. 

La Red Latinoamericana de Reproducción Humana dice que se pueden hacer tratamientos de fertilidad hasta los 50 años; sin embargo, García aseveró que hay un momento en el que los óvulos ya no pueden ser fecundados. 

Tratamientos 

A la fecha, en el mundo no hay un tratamiento 100% efectivo, pero sí hay varias alternativas con tasas de éxito de hasta el 78%. 

Los tratamientos disponibles los clasifican en dos tipos, los de baja complejidad como las relaciones dirigidas o coito programado, donde la ovulación de la paciente es estimulada y se le dice qué días va a tener relaciones sexuales. Y la inseminación artificial, donde también hay estimulación de la ovulación y cuando está en su día fértil, su pareja aporta el semen y se le coloca con una cánula muy finita, en el fondo muy cerca de las trompas.

Cuando el diagnóstico dice que no se pueden usar estos tratamientos porque no van a funcionar, se apela a los tratamientos de alta complejidad, que serían la fertilización in vitro, es decir, los bebés que se hacen en laboratorio.

Dentro de la fertilización in vitro también se cuentan con otros procedimientos más avanzados, como la inyección intracitoplasmática de espermatozoides o ICSI, reservado para factores masculinos que están muy deteriorados. La tasa de éxito, agregó Segura, va a depender de la edad materna. 

Para el experto, Venezuela cuenta con medicina de primer nivel en cuanto a procedimientos de fertilidad. Si bien hay una escasez de especialistas en esta rama, quienes están son profesionales preparados y capaces. 

Segura detalló que de 210 profesionales que había en el país, al menos el 77% ha emigrado, hoy día cuentan con 49 profesionales. 

Costos

Para García, una de las mayores limitantes de las parejas infértiles es precisamente el costo que tienen los tratamientos de fertilidad. "Son muy costosos y lamentablemente en Venezuela no hay ningún seguro ni fundaciones que apoyen a las parejas infértiles a costear sus tratamientos", dijo García.

Luis Segura, quien también es representante del Laboratorio de Fertilidad Santa Paula en Caracas, se refirió a los costos y detalló que un tratamiento de baja complejidad, como las relaciones dirigidas puede costar alrededor de los 400 dólares, una inseminación artificial va de los 750 a los 850 dólares y una fertilización in vitro puede costar 3.900 dólares más o menos, y un total de 1.900 dólares los medicamentos. 

"Venezuela cuenta con los precios más bajos de América Latina en lo que se refiere a procedimientos de fertilidad. Si bien no existen fundaciones para apoyar a las parejas infértiles, las unidades de fertilidad realizan eventos de ayuda social para dar precios más solidarios luego de hacer una evaluación económica. 

La tarea del profesional sigue siendo la de ayudar a tener un bebé en casa", aclaró.

Cigarrillo, alcohol y estrés: enemigos de la fertilidad

Mucho se habla de que el estrés, el cigarrillo y el alcohol son enemigos de la fertilidad. Aunque pudieran sonar a mitos, los expertos confirman el impacto que tienen sobre la concepción. Luis Segura, ginecobstetra y experto en fertilidad, explicó en el caso del cigarrillo, una mujer o un hombre que fuma disminuye en un 20 o 30% la tasa de éxito en su fecundación. 

Real

El tema del estrés corporativo, también es muy real. "A medida que aumenta el nivel cultural y social, aumentan los niveles de estrés y de consumo de alcohol, lo cual definitivamente afecta la fertilidad, incluso está comprobado que los varones con estrés no tienen parámetros normales en sus muestras de semen".

Ahora bien, la influencia que pudiera tener el uso del teléfono en la fertilidad pudiera ser un mito no tan falso y es que hay laboratorios muy serios que exigen mantener el celular lejos cuando se toma la muestra de semen. "Es una prudencia adecuada, pero no pareciera tener una incidencia significativa".

Atención psicológica es fundamental para concebir

La salud mental es fundamental a la hora de concebir. A juicio de Alfonso Amaya, psicólogo y sexólogo del Táchira, una pareja que desarrolle estabilidad emocional, seguridad afectiva, control, pertinencia, fortaleza y actividad física tiene mayor posibilidad de concebir hijos. 

"Hay personas que por estrés o diversos factores psicológicos tienden a fracasar en la concepción, incluso expulsan el embrión o el feto. Y yo he encontrado en esos casos mujeres con profundos y severos conflictos con la figura paterna. 

Hay casos que incluso cuando llegan a concebir, se puede perder el niño si no se sigue con la psicoterapia", añadió. Por ello, agregó Amaya, es muy importante que las parejas que están sometidas a tratamientos de reproducción asistida tengan seguimiento psicológico. Una pareja que se someta a estos tratamientos puede frustrarse al fracasar y es por eso que es necesario que tengan una alta capacidad de resiliencia, es decir, adaptación y aceptación.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias