Salud privada disponible solo para el 30% de los venezolanos 

Jhoana Suárez | La Prensa Táchira.- Si bien Bernardo Mirabal, director de la Asociación Venezolana de Clínicas Privadas y Hospitales (AVCH), aseguró durante una entrevista realizada recientemente que actualmente el 70% de la población no puede asistir a la atención hospitalaria en las clínicas porque no están asegurados o no tienen con qué pagarla, un número importante de tachirenses continúa esforzándose por adquirir los servicios en el sector privado, por considerarlos más confiables. 

Según Leonardo Contreras, directivo del Urológico Hospital Clínico, pese a todos los pronósticos la salud privada ha tenido un crecimiento discreto en el Táchira. 

Aunque no cuentan con financiamientos, los seguros no terminan de cancelar sus deudas y tienen 30% menos de personal médico; han sobrevivido y se mantienen de pie. 

Para Contreras, además del esfuerzo que hacen los tachirenses por continuar recibiendo atención en el medio privado, las clínicas también han tenido que reinventarse y buscar opciones para atraer más usuarios. 

"Realizamos jornadas solidarias donde la intención es ofrecer los servicios a precios más accesibles, buscando obtener más ingresos, también ofrecemos un plan de salud dirigido a captar más pacientes y así tener más ingresos, a la salud privada le ha tocado fuerte porque no tienen apoyo de ninguna parte, les toca autofinanciarse en un momento cuando la gente no tiene capital". 

Esfuerzo 

Al igual que el galeno, otros especialistas que hacen vida en el sector privado, aseguran estar viendo un crecimiento en la salud privada. "La gente cuenta con las remesas del exterior y prefiere pagarse una consulta en el sector privado e incluso costearse una cirugía en una clínica que pasar por la espera en un hospital", dijo un ginecólogo.

A juicio del galeno, si bien no pueden negar el esfuerzo que está haciendo el sector público por sacar adelante la salud, las personas ya no confían. 

Opciones 

Los tachirenses, en una sencilla consulta aseguraron que prefieren hacer un esfuerzo y pagar una consulta a tener que ir a hacer cola y recibir atención de mediana calidad en un hospital público, aseguran que ni siquiera hacen el intento. 

Para Bernardo Mirabal, de la AVCH, los centros de salud y los hospitales públicos tienen que ser eficientes porque existen enfermedades muy complejas que son costosas, y es allí a donde acude la gran mayoría de pacientes.

Pagan desde $30 por una consulta

Aunque una consulta en el sector privado va de los 30 dólares en adelante, los pacientes que acuden a los consultorios privados de los médicos aseguran que prefieren pagarlos que acudir a un hospital o ambulatorio. 

En el caso de las cirugías, actualmente una cirugía sencilla como una varicocele, una hidrocele o una hernia puede costar $500; una cirugía un poco más compleja como cesáreas o cirugía abdominal - pélvica está por el orden de los 950 a los $1000. Una litiasis vesicular puede costar hasta $2500 y una cirugía más compleja de neurocirugía, traumatología o cardiovascular puede superar los 5 mil dólares. 

Las pruebas diagnósticos van desde los $50 una tomografía simple hasta los $70 una resonancia. 

Contando con que no hay ninguno de estos equipos activos en el sector público.

Esperanza en la frontera

Para Leonardo Contreras, directivo de un hospital clínico en la región, la esperanza del sector privado en este momento está en la frontera. 

"Esperamos que abran la frontera y se pueda aumentar la demanda de pacientes. Sabemos que personas del país vecino prefieren operarse aquí porque le conviene por los costos, pero el tema de cierre de frontera y situación pandemia frenó este tipo de actividades", dijo. 

También aseguró que están aguardando porque la situación pueda mejorar para las empresas aseguradoras del estado, quienes mantienen una deuda constante con las clínicas. "Sabemos que la situación les ha afectado a todos los gremios, pero necesitamos de ingresos".

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias