Borotá y San Simón de júbilo por sus fiestas patronales

Jhoana Suárez | La Prensa Táchira.- Durante todo el mes de septiembre los habitantes de Borotá en el municipio Lobatera y San Simón en el municipio Simón Rodríguez celebran las fiestas patronales de Santa Rosalía de Palermo y San Miguel Arcángel, respectivamente. 

Cada año, estas localidades se visten de alegría y espiritualidad para rendir homenaje a sus santos y de esta forma compartir junto a sus familiares y vecinos momentos de fiesta sublime. Las fiestas patronales de Santa Rosalía de Palermo en Borotá comenzaron el pasado 3 de septiembre y se extienden hasta este viernes 9 se septiembre. Cada 4 de septiembre, los feligreses engalanan su pueblo con actividades heredadas desde la época de la fundación y que las generaciones siguientes se empeñan en mantener, cultivar y promover.

Entre las actividades se destaca la veneración de la imagen de la patrona, misas solemnes que agrupan a quienes habitan en el municipio. La parroquia eclesiástica Santa Rosalía de Palermo fue creada por monseñor Hilario Boset, obispo de Mérida el 6 de enero de 1845. Esta iglesia se concluye en 1919. La bendición se realiza el 8 de abril de 1928 por el obispo Tomás Antonio Sanmiguel. Ante el deterioro del templo, el Concejo Municipal de Lobatera realiza trabajos de reparación y el 4 de septiembre de 2002, en la fiesta patronal se inaugura y bendice por el obispo Mario Moronta. 

Nuevamente se reinician los trabajos en el templo por el padre Rodrigo Varela en el año 2012, con la ayuda de los fieles.

San Miguel 

Ahora bien, la población de San Simón en el municipio Simón Rodríguez rinde homenaje a su santo cada 29 de septiembre. Este año feligreses y autoridades del municipio planifican una serie de actividades religiosas que iniciarán el próximo 13 de septiembre, para culminar el 29 con la devoción a San Miguel Arcángel. 

La historia de estas fiestas patronales datan de 1878, cuando Francisco Miguel y José Antonio hacen donación de un terreno para construir la iglesia de la Aldea Yegüines, bajo la advocación del glorioso arcángel San Miguel y San Antonio de Padua, siendo el centro de fe de los feligreses, San Miguel Arcángel. 

Más tarde, un 29 de septiembre de 1890 la imagen del Arcángel Miguel la bendijo el cura Milesio García. La misma fue traída de España a Maracaibo, luego a Puerto Escalante, de allí a San Simón sobre los hombros de los habitantes de este pueblo. 

De ese año hasta hoy día, cada 29 de septiembre se realizan las fiestas patronales más importantes para la población de San Simón, momento oportuno para que propios y extraños se unan en una sola oración. 

Celebraciones 

Cada año, en Borotá y San Simón las autoridades religiosas y civiles se reúnen días previos para realizar actividades de veneración a estos santos, a las cuales se unen todos los feligreses de la región.

Pero aunado a ello, las alcaldías de los municipios Lobatera y Simón Rodríguez, acompañados por la parroquia eclesiástica, realizan diversas actividades como exposiciones culturales, elecciones de reinas locales, cabalgatas, ferias agropecuarias, encuentros deportivos, juegos tradicionales, novenas en honor a San Miguel Arcángel y Santa Rosalía de Palermo, entre otras. 

Pero no sólo Táchira realiza estas celebraciones, en diversas partes del país y del mundo comparten la devoción a estos santos. 

Fervor

Santa Rosalía, nacida Rosalía Sinibaldi (1130-1156) fue una noble virgen de Palermo en Sicilia que se convirtió en santa para la tradición católica. Su fiesta se celebra en dos fechas: en Sicilia el 15 de julio y en el resto del mundo el 4 de septiembre.

El culto a Santa Rosalía, promovido por los benedictinos, se difunde por el mundo como protectora contra enfermedades infecciosas, la peste, y para recibir auxilio y protección en momentos difíciles, así como para encontrar fuerzas cuando se necesita superar dificultades.

En el caso de San Miguel Arcángel, se celebra cada 29 de septiembre. Es uno de los siete arcángeles y aparece en la Biblia tanto en el viejo como el nuevo testamento, al igual que Gabriel y Rafael.

La Iglesia le da a este arcángel el más alto lugar entre todos, pues es llamado el Príncipe de la Milicia Celestial, por ser el gran defensor del pueblo de Dios. Por eso la celebración se rige por actividades religiosas que expresen la más grande admiración. Es representado como un ángel guerrero, el conquistador de Lucifer, colocando un pie sobre la bestia, al tiempo en que lo amenaza con su espada o traspasándolo con su lanza. Cabe destacar que la fiesta de San Miguel es la más antigua, y la única que se celebraba.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias