Leptospirosis, una enfermedad letal pero controlable

Jhoana Suárez | La Prensa del Táchira.- Más de 500 mil casos de leptospirosis se cuentan anualmente en todo el mundo. En Venezuela, si bien no se lleva una estadística precisa de la enfermedad, la misma forma parte de los 5 procesos patológicos de síndrome febril icterohemorrágicos que se mantiene en vigilancia epidemiológica en el país.

El vicepresidente de la Academia Nacional de Medicina, Huanides Urbina, destacó que en Latinoamérica la mayor incidencia de la enfermedad la tiene Brasil y otros países de Centro América. En Venezuela se registran casos, pero a la fecha no se reporta una incidencia importante de los mismos. 

Urbina define la leptospirosis como una enfermedad zoonótica que se mantiene entre los animales y eventualmente contamina al humano a través del contacto con la orina de los roedores, que serían los principales reservorios de la bacteria llamada leptospira. 

"Los animales pueden orinar sobre los alimentos o sobre latas y si por falta de limpieza, el humano llega a tener contacto con esto, se infecta. Sin embargo, los roedores no son los únicos animales que pueden portar la bacteria también el ganado y los animales domésticos, podrían ser transmisores", dijo. 

Aunque puede ser mortal en un 10 % de los pacientes, la leptospirosis en general es una enfermedad controlable, que una vez es diagnosticada debe tratarse con antibióticos.

Vulnerables

Reggie Barrera, epidemiólogo tachirense, comentó que la letospira, bacteria que transmite la enfermedad,  puede infectar al hombre si está expuesto a ciertos factores de riesgo y los más vulnerables son los trabajadores del área agrícola, trabajadores de grandes almacenes donde pueda encontrarse infestación de roedores, o quienes ingieran agua contaminada. 

Una vez el humano se infecta, en un período de 15 días o un mes puede manifestar la enfermedad en tres fases, una fase aguda con fiebre, malestar general, dolor de cabeza, dolores musculares que a veces pasan desapercibidos o se confunden con otras patologías. 

Agregó el galeno, que luego de dos semanas aparece la fase de remisión durante la cual pudiera parecer que la enfermedad está curada, pero puede haber una reactivación de la enfermedad y esta sería la tercera fase donde se puede generar el síndrome icterohemorrágico, es decir, un toque hepático y/o renal que haga coloración amarilla en piel y mucosas.

Urbina calificó las complicaciones de la leptospira como severas, puede producir daño renal, miocarditis, daño encefálico, hemorragia pulmonar, meningitis y hasta la muerte. "Aunque puede parecerse a otras enfermedades como la hepatitis, el dengue, el chikungunya, el diagnóstico diferencial hará posible el diagnóstico certero, se trata de pruebas serología, además de la epidemiología y la revisión de antecedentes". 

El tratamiento indicado para la enfermedad son antibióticos de amplio espectro. 

Prevención 

Para los expertos en estos casos lo más importante es mantener presentes la medida de prevención, sobre todo si se vive en zonas de cultivo, donde la presencia de roedores pudiera ser más frecuente. "Es necesario que laven bien los alimentos, que hiervan el agua y que estén muy atentos al ingerir cualquier producto directo del envase, para evitar que la leptospira pueda ingresar al organismo", dijo Barrera. 

 Al igual que en el resto del país, en Táchira los casos son esporádicos, el más reciente del que se conoce ingresó al hospital hace dos meses y fue un niño proveniente de Apure de muy bajos recursos económicos, que murió de complicaciones pues la familia no pudo llevarlo a tiempo al hospital y cuando llegó era demasiado tarde.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias