Bibliotecas universitarias condenadas al olvido

Maryerlin Villanueva | La Prensa del Táchira.- Agonizando se encuentran las bibliotecas de las universidades públicas del estado Táchira, debido a la poca afluencia de estudiantes y la falta de recursos para su mantenimiento, lo que ha generado la pérdida de numerosos ejemplares que a la fecha no han sido reemplazados.

La presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Experimental del Táchira, Zuleika Meneses, explicó que los avances de la tecnología obligaron a esta comunidad a investigar en internet los contenidos enviados por el personal docente, "dejando a un lado" los libros.

"Son un recurso muy valioso, pero que con el tiempo están quedando en el olvido porque los universitarios estudian con las guías en PDF que son enviadas por los profesores o que son dejadas en el sistema de la universidad", explicó.

El mal estado de la biblioteca de la UNET ha hecho que los jóvenes no acudan al sitio, puesto que los aires acondicionados no funcionan y un hongo cayó sobre el material bibliográfico.

"Un cierre parcial tiene la biblioteca, los empleados sufrieron enfermedades respiratorias, por lo cual es imposible poder estar allí hasta que no se arregle el problema", apuntó.

El presidente del Centro de Estudiantes de la UPEL, Kenny Ramírez, indicó que poco es el uso que le dan los jóvenes que pertenecen a esta casa de estudios a la biblioteca, afirmando que el horario del personal administrativo impide que puedan acudir al lugar.

"La historia está cambiando, ya que los universitarios prefieren investigar desde sus teléfonos o computadores antes de ir a la biblioteca a buscar en los libros la información que necesitan", apuntó.

Esta es la misma opinión de Luis Pastrán, estudiante de cuarto año de Medicina de la ULA Táchira, quien precisó que en la web se pueden conseguir versiones actualizadas de los libros, dejando atrás las colecciones viejas que no han sido sustituidas desde hace años.

"Muchos optan por el internet antes que ir a la biblioteca", dijo.

Sin recursos para el mantenimiento

El rector de la UNET, Raúl Casanova, informó que desde hace cuatro años no cuenta con los recursos para poder invertir en la biblioteca, además disminuyó el personal que labora, pues anteriormente contaban con 35 trabajadores y hoy día la cifra no supera los 20.

Precisó que 7 toneladas de libros fueron desincorporados luego que les cayera un hongo. La polilla se "comió" una estructuras de madera que tenían en este lugar. 

El vicerrector de la ULA Táchira, Omar Pérez Díaz, indicó que el techo de la biblioteca tiene varias goteras por donde se filtra el agua cada vez que se registran precipitaciones, lo que ha venido afectando el material del recinto.

Precisó que no cuentan con insumos para la limpieza ni tampoco sistema, por lo cual el préstamo de libros para la casa no está autorizado.

Donan libros a otros recintos

El secretario de la Universidad Católica del Táchira, Jesús Gerardo Díaz, informó que esta casa de estudios no presenta alguna problemática en las bibliotecas que componen las dos sedes, ubicadas una de ellas en el barrio San Carlos y la otra en el sector Los Kioskos, en el municipio San Cristóbal.

Detalló que cuentan con 40 mil ejemplares, de los cuales 25 mil son libros y el resto revistas especializadas que se encuentran disponibles para los jóvenes que están inscritos en ambas instituciones.

Los seis trabajadores de esta área han realizado la desincorporación de material que ha sido donado a otras universidades, entre ellas al Seminario Santo Tomás de Aquino, en el municipio Guásimos y la Universidad Indígena de Venezuela, en el estado Bolívar.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias