COLOMBIA SE PREPARA PARA DEBATIR REFORMA TRIBUTARIA (II)

Hoy vamos a continuar escudriñando en este proyecto de Reforma Tributaria, que la Presidencia introdujo en el Congreso para su aprobación, tocando algunos tributos puntuales.

Vamos con las Regalías. Este es un término que tiene varias acepciones, pero en lo que este trabajo se refiere hablaremos de un impuesto que se paga por la explotación de Recursos naturales no renovables, para compensar deterioro ambiental. Se plantea quitarle el criterio de deducibilidad al momento de la determinación de la renta neta gravable, ¿consecuencia? incremento en ISLR de las empresas dedicadas a explotación de petróleo, gas, carbón, madera.

Creación de un impuesto a la exportación de petróleo, carbón y oro. Un trabajo de mercadeo para justificar este nuevo tributo, basado en necesidad de ingresos para cubrir gasto social, la decisión de consolidar energías que reduzcan la producción de gases de efecto invernadero (GEI) y finalmente orientar la inversión extranjera a incursionar en otras áreas de la economía.

Y ahora viene una parte dedicada a los impuestos pigouvianos…. ¿Y Ud. sabe qué es eso? Pues venga y le explico. Un economista inglés llamado Arthur Pigou, a mediados del siglo XX, propuso crear tributos para corregir lo que él denominó las externalidades negativas que inciden en el gasto social. Un análisis más o menos así: si la gente fuma mucho, habrá muchos pacientes con cáncer de pulmón, se incrementará el gasto en salud (cirugías, hospitalización, quimioterapia, etc.). ¿Respuesta? El Estado hará que consumidores de tabaco paguen tributos adicionales, la finalidad es desestimular el consumo por costoso. En Venezuela tenemos este tributo en el consumo de tabaco y especies alcohólicas. 

La Reforma los llama impuestos ambientales y saludables.

Para la promoción de mejoras en la salud, la propuesta contiene aumentar el impuesto al Tabaco y crear tributos para las bebidas azucaradas y los alimentos ultra procesados (conocidos como comida chatarra). La verdad, tomar agua es más sano, pero estas medidas deben tomarse con calma y evaluar el impacto que ocasionan en la demanda, porque es toda una industria la que está detrás de cada botella, no es solo cuestión de pensar en el musiú que se llena de billetes (cliché), es también pensar en las fuentes de empleo que generan.

En cuanto a la salud del planeta, se plantea la necesidad de aumentar el impuesto a las emisiones de Carbono, en 2021 su recaudación fue solo el 0,19% del total. Por tanto, no logra el cometido de desestimular la generación de energía empleando para ello combustibles fósiles. También se pretende la creación de un impuesto al plástico de un solo uso, dos razones privan, la primera es la cantidad de GEI generados en su producción y en segundo lugar el costo elevado que representa la gestión de este residuo. Vamos a estar claros, si tuviéramos más conciencia en cuanto a la deposición de los desechos y políticas de reciclaje, no irían a parar a los océanos más de 8 millones de toneladas de plástico al año.

Como ven, es una reforma que abarca muchos aspectos, y que, a nosotros, ciudadanos de frontera nos conviene conocer por cultura general. Chao

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

LA CRISIS MAYOR DE COLOMBIA: PETRO

| comentarios

Opinion

EL CAMINO SON LAS EXPORTACIONES

| comentarios

Opinion

PODER-LIBERTAD-AUTORITARISMO

| comentarios