CHILE PONE A PRUEBA SU CONVICCIÓN

Esto derivado de que el plebiscito constituyente encuentra al ciudadano indeciso con un porcentaje que oscila entre el 10 al 15%, si abandonan esa posición serían los que definirían el destino de la nueva Constitución que propone el Presidente Boric para avanzar en la construcción del socialismo chileno, salvo que tiene que superar la tendencia a rechazarla que es del 56% que de consolidarse constituiría la primera derrota electoral para un presidente y gestión gubernamental que ya no cuenta con apoyo, se desgasto muy rápidamente el apoyo inicial.

La oposición chilena de verificarse el rechazo en las urnas, deben evitar que Boric use como Chávez luego de la derrota del referendo constitucional del 2007 en Venezuela, el uso de la vía legislativa para imponer por leyes lo que se rechaza en el caso chileno en el plebiscito.

La izquierda chilena fue eficiente en el propósito de destrucción usando la llamada revolución molecular disipada para incendiar y paralizar Chile y con ello doblegar al expresidente Piñera en las concesiones para ir primero al evento electoral a donde gana el PCCH y luego lo que fue la convocatoria constituyente.

Con este medio de presión política la oposición logra que los gobiernos democráticos accedan a sus petitorios, lo que por análisis en contrario sería una forma de imponer políticas sin estar gobernando, o gobernar sin estar en el poder.

La izquierda chilena adelantándose a una posible derrota han señalado que el pueblo dio un mandato de cambiar la constitución y ese argumento valdría para buscar otras fórmulas para lograrlo, este planteamiento nos trae a la experiencia de Venezuela que para la izquierda chilena será igual, es producir ese cambio desde las leyes ya que prima la revolución como fin donde los medios se justificaran, por tanto la separación de poderes es lo que más se debe cuidar en Chile en primer lugar,

Lo cierto es que la propaganda que la izquierda que repitió hasta el cansancio haciendo la mentira de que Chile era el país con más desigualdad como verdadera, lo alcanza ahora como el país donde el resentimiento social es de los más altos en un país que ha sido presentado como una democracia pura ahora en severos problemas económicos y sociales.

Es el tiempo de la convicción ciudadana.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

LA CRISIS MAYOR DE COLOMBIA: PETRO

| comentarios

Opinion

EL CAMINO SON LAS EXPORTACIONES

| comentarios

Opinion

PODER-LIBERTAD-AUTORITARISMO

| comentarios