EL PESO VENEZOLANO UNA PROPUESTA BINACIONAL

Las depreciaciones constantes que ha sufrido el Bolívar en estos últimos 21 años hace que Venezuela deba migrar a una nueva moneda con carácter de urgencia, ante la dolarización de facto que se lleva a cabo en más de un 60% de la economía del país y es que luego de dos reconversiones monetarias inéditas en nuestra historia, en donde el tipo de cambio en solo dos semanas se depreció más de un 23% dando muestras que la ausencia de confianza en el bolívar es preponderante.

En este sentido, el país que tuvo el boom petrolero más grande de la historia hoy está con problemas macroeconómicos y monetarios solventados por las economías del mundo en los años 80 y 90, de allí la necesidad en una primera fase de ordenar las cuentas fiscales, macroeconómicas y la política monetaria de Venezuela, lo cual sería la primera fase de este proyecto basándonos en la exitosa experiencia que se llevará a cabo desde el año 1994 en Brasil, a la cual se le denomino el plan real. En este sentido, se debe erradicar el déficit fiscal del PIB que hoy asciende a más del 43%, devolver la autonomía al BCV, sincerar las cuentas públicas, avanzar hacia una economía de libre mercado, diversificar el aparato productivo, pero sobre todo cambiar el modelo económico que hoy ha llevado a un venezolano a ganar 15$ al mes en el sector público. 

Para ello el BCV debe cumplir con las funciones del dinero que son ser unidad de cuenta, medio de pago y depósito de valor, sumado a ello la frontera vislumbra en el caso del Estado Táchira más del 90% de las transacciones en pesos colombianos COP, por ende, se debe crear un sistema de pagos unificado que permita el desarrollo de la frontera aunado a la posibilidad de disminuir el uso del dinero en efectivo como sucede hoy en el mundo desarrollado. 

Para ello propongo el peso venezolano como nueva moneda de curso legal, la cual permitirá iniciar con un tipo de cambio de 1 x 1 siempre y cuando en un periodo de entre uno y tres años se efectué un plan económico serio, en cual se puedan corregir todos los problemas estructurales de la economía y en donde se pueda migrar a un modelo económico de libertades plenas y libre competencia.

El peso venezolano, vendría a acompañar a los pesos existentes en la región tales como el colombiano, Argentino, Mexicano, Uruguayo, entre otros y como el dinero cuenta una historia está claro que el Libertador Simón Bolívar deberá seguir ocupando su sitial de honor en el billete de más alta denominación del cono monetario, es decir, el billete de 100 pesos venezolanos, es tiempo de rescatar nuestra moneda pues la dolarización está a un paso de ser irreversible aun con un cambio de gobierno. 

Finalmente, con la creación de un sistema de pagos único compensado puede la frontera usar dicha moneda con un banco central binacional y por ende dinamizar aún más los intercambios comerciales, las exportaciones, importaciones y por ende hacer crecer la balanza de pagos, todo ello enmarcado en la creación de un consejo de planificación y desarrollo fronterizo. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

LA CRISIS MAYOR DE COLOMBIA: PETRO

| comentarios

Opinion

EL CAMINO SON LAS EXPORTACIONES

| comentarios

Opinion

PODER-LIBERTAD-AUTORITARISMO

| comentarios