TROCHA VS PUENTES

Esta es la papa caliente del nuevo proceso de integración entre Colombia y Venezuela, toda vez que la trocha funcionó como una suerte de zona franca caracterizada por una impresionante operación al contado.

De los datos aportados por Colombia demuestran que la economía informal es del 66%, sin contar que en Venezuela la informalidad la encubren como empoderamiento cuando en realidad es subsistencia.

Luego del cierre del paso por los puentes y la crisis que derivó en la ruptura de relaciones entre Venezuela y Colombia, se evidenció que la dinámica social y económica de frontera no podía paralizarse por decisiones políticas por lo que la frontera se hizo más porosa para todas las actividades.

Como consecuencia de ello, Venezuela libera de pago de arancel a más de 600 productos dejando el libre paso por las trochas de la mercadería, Colombia se adaptó a los requisitos que se establecieron desde Venezuela como el código para traer los productos y unas liquidaciones de planillas de montos menores que no reflejaban la verdad de producto, precio y cantidad, en Venezuela no existe sistema financiero y dio paso a las operaciones al contado.

Con ello apareció el producto de Colombia en las calles de buena parte de las ciudades del país, que fue ingresado por las trochas en cantidades variadas alimentando la economía informal de Venezuela con la cual la revolución drenó parte de la crisis social y humanitaria que se vive.

La trocha y su operación al contado sirve para todo, desde lo ilegal hasta lo legal, pero desde el lado de Venezuela existen intereses en que su permanencia continúe, cuando la expresión de reapertura del paso por los puentes reflejará la relación comercial legal exigida por las sociedades de ambas naciones.

Aquí el punto más álgido por resolver, es cómo desmontar todo lo que la trocha implica para llevarla a nuevos controles por el paso de los puentes, la revolución en gobierno debe definir una política económica que pueda absolver a los beneficiarios de la informalidad llevándolos junto al resto de los ciudadanos a la actividad formal que implica la libertad económica, promoción de empresas privadas para poder generar empleo.

Para ello la revolución debe abandonar el socialismo comunitario.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

CRUZ ROJA: LAS ACCIONES HECHAS REALIDAD

| comentarios

Opinion

TRES PÉTALOS QUE CAYERON

| comentarios

Opinion

INSISTEN CON ESTADO COMUNAL

| comentarios

Opinion

 DIÁLOGO INCIERTO 

| comentarios