"Corporaciones" interesadas en paso de mercancías por trochas

Anggy Murillo | La Prensa del Táchira.- Hoy 22 de agosto se cumplen 7 años desde que el gobierno de Nicolás Maduro decidió cerrar la frontera con Colombia, pese al continuo pedido de los gremios económicos y la población, además de las promesas de reapertura realizada mayormente por dirigentes políticos venezolanos, aún no se ha podido materializar la acción, lo que para el diputado de la Asamblea Nacional y vicepresidente de la Comisión de Integración y Asuntos Fronterizos, Juan Carlos Palencia, todavía existen "corporaciones" interesadas en que el paso de mercancías se siga realizando a través de las trochas y no por los puentes internacionales.

"Uno lo que puede inferir es que no quieren que todavía haya paso legal de mercancía para que eso siga con las trochas. Esos recursos no entran al Seniat ni al Fisco. Eso lo manejan grandes corporaciones. Para nadie es un secreto que para pasar mercancía de Colombia a Venezuela de un lado lo manejan los grupos paramilitares y del otro la guerrilla, el ELN y las bandas criminales, y también los caleteros. Esos son los enemigos de que se abra la frontera", denunció el diputado.

Señala que es necesario que se inicie el tránsito legal para que esos recursos sean reinvertidos en los municipios fronterizos que durante estos siete años se han visto afectados por la falta de inversión. Destaca el caso del par vial que incluye a San Antonio, Rubio, San Cristóbal y la Troncal Cinco, cuya vialidad está en completo deterioro.

Aunque ha existido mucha expectativa con la posible reapertura y el inicio del intercambio binacional aún falta mucho por hacer, esto teniendo en cuenta que en repetidas ocasiones se ha dicho que para esta actividad se habilitaría el puente de Tienditas; sin embargo, del lado venezolano la obra quedó al 75 por ciento, el Seniat no se ha instalado, faltan los sistemas aduaneros y acondicionar las almacenadoras.

Piden fecha

Desde la Asociación de Aduaneros del estado Táchira (Asoata), piden que se les dé una fecha de inicio de las actividades de importación y exportación de mercancías, pues además de estar cansados de los rumores prácticamente se encuentran en la quiebra.

Nelson Urueña, presidente de Asoata, explicó que las 41 agencias de aduana ya se encuentran actualizadas y listas para que comiencen las operaciones. "Nosotros esperamos que se reactive al menos la parte comercial, que se inicie antes que finalice el mes, pero otros dicen que es se va a demorar más, no sabemos, no tenemos fecha precisa. Nosotros hemos preguntado y no nos han dado respuesta porque según, eso lo tienen que definir los presidentes junto al equipo de cancilleres. Estamos en el aire, no sabemos nada aún". 

Fin de mes

De acuerdo con la Cámara de Comercio de San Antonio, el paso de mercancías a través de los puentes internacionales se reanudaría a finales de agosto. Asegura que el intercambio debe ser igual al que se mantenía hasta el 23 de febrero de 2019, fecha en la que Venezuela decidió romper las relaciones binacionales con Colombia.

"Nosotros aspiramos que sea por los dos puentes, el de Ureña y el de San Antonio porque este lado no puede quedar aislado, además aquí está la Aduana Principal y en Ureña no hay zona primaria. Si la activación del paso lo hace apegado a derecho y a la legalidad, tiene que hacerse también por San Antonio. 

Que el paso sea igual que en 2019, en un horario diferente al peatonal", señaló Isabel Castillo.

Falta mucho

El diputado Juan Carlos Palencia asegura que aún falta mucho para que la frontera entre Colombia y Venezuela vuelva a ser la de antes, por lo que haber generado falsas expectativas en la población fue un grave error.

Señala que tras las reuniones que han sostenido con representantes del gobierno de Gustavo Petro, se habló de que el primer paso a dar es la habilitación de las embajadas y consulados. Colombia, según explica, sólo ha planificado abrir cuatro de los 15 con los que contaba y en ciudades más importantes del país, es decir, Caracas, Maracaibo, Puerto La Cruz y San Cristóbal. Luego se habilitaría el paso peatonal, vehicular y por último el de las mercancías, pero hasta ahora no hay fecha para ninguno.

Vehículos

En cuanto al paso de vehículos particulares y del transporte público de origen venezolano, esto se encuentra en discusión. El alcalde de Cúcuta, Jairo Yáñez, aseguró que para el momento no es viable permitirles el ingreso, pues se congestionaría completamente la ciudad. Propone la construcción de grandes estacionamientos en municipios fronterizos que le faciliten a los propietarios su movilización.

Para que un vehículo particular o del transporte público con placas venezolanas pueda movilizarse en el departamento Norte de Santander, se debe adquirir el Seguro Obligatorio por Accidentes de Tránsito (SOAT), además de una revisión tecnomecánica con la que se garantice que no habrá inconvenientes y en caso de choques se puede responder a los afectados.

Este documento puede llegar a tener un costo de 500 mil pesos y la multa mínima en Colombia oscila por los 300 mil pesos. 

Isabel Castillo explica que, aunque este paso se va a permitir en el primer trimestre de 2023, habrá muchas limitaciones por parte del gobierno de Cúcuta.

En este punto y de acuerdo con Juan Carlos Palencia, el paso vehicular también se daría sólo por el puente de Tienditas, y aunque el alcalde de Cúcuta a través de ordenanzas puede llegar a impedirlo, la decisión terminará siendo tomada por el gobierno de Colombia.

Hasta el momento faltan muchas cosas por definir en materia fronteriza por los gobiernos de Colombia y de Venezuela. Los gremios de ambos países han catalogado de urgente el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y comerciales. Pues se espera que en un mediano plazo esta zona vuelva a ser catalogada una de las más importantes de América Latina y donde se llegó a contabilizar un intercambio de más de siete mil millones de dólares.

Paso por el puente Simón Bolívar sería sólo peatonal

El paso vehicular por el puente Simón Bolívar no está previsto, incluso en el lugar desde hace varios meses se estuvieron instalando unos túneles iguales a los que se mantienen del lado colombiano de la estructura.

La decisión de mantenerlo sólo para el paso peatonal se tomaría debido a que la estructura pudiera no estar en condiciones para soportar las toneladas de peso que movilizan los vehículos de carga pesada.

Según Juan Carlos Palencia, la idea de los túneles se dio con la finalidad de contabilizar el número de personas que salen e ingresan diariamente a Venezuela. Aunque señala que en el proyecto estaba prevista la instalación de una máquina para realizar el conteo, esto no se ha dado.

"Esa construcción es un negocio más. Sólo trajo beneficios para una contratista. Eso era para un mayor control, llevar unas estadísticas. Tengo entendido que lo financió una ONG a solicitud de la Alcaldía del municipio Bolívar.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias