POLITIZAR A LA CIUDADANÍA

En el campo político nacional se hace necesario sustituir un modelo de cultura inoculada en el subconsciente de la ciudadanía y en todas sus esferas de vida: son los antivalores que oprimen a la civilidad y que promueven desviaciones sociales e ideologías autoritarias como el populismo o el totalitarismo ante las fallas de la política formal. Buscar la manera de despertar a los venezolanos en su interés por la política debe ser una tarea apremiante de los partidos políticos y de la sociedad civil en general, pues a medida que exista indiferencia, el Gobierno navegará tranquilo a su puerto del socialismo real. 

Es sabido que en política como en otras actividades de la vida, nada llega a la esfera de la gente sino se busca, nada va a suceder sino se crean condiciones y para ello debe haber un permanente acercamiento de los líderes y dirigentes políticos y sociales, con la población a la cual hay que llevarle proyectos entendibles y factibles en donde puedan tener participación, a los efectos de que cuenten con facultades de decisión y supervisión en caso de conquistar posiciones de gobierno o de cargos de elección popular; para ello debe existir permanentes intercambios de opinión y compromisos escritos. 

No pueden los dirigentes o líderes que actualmente conducen a la oposición democrática omitir su opinión en asuntos de interés social u opinar esporádicamente sobre los mismos, pues es esta una manera de mantenerse comunicados con sus ciudadanos y en especial con sus electores, lo que por lo demás no ocurre con mucha frecuencia en nuestro estado o en el mismo país en donde abundan dirigentes que son muy buenos para exclamar frases clichés o acomodadas, sin argumentos razonables o de fondo que puedan despertar el interés y la confianza de los ciudadanos, no se toman causas de lucha en particular. 

En política no se gana con ocurrencias, se gana con estrategias y acciones, politizar de buena manera no es una tarea sencilla, falta cohesión, coordinación, compromiso, programas y planes de trabajo; materializar esos elementos es una necesidad apremiante lo mismo que presentarse como un liderazgo innovador, que aunque pasen los años sobre sus existencias, sus mentes estén acordes con los tiempos que vivimos, caracterizados por presentar nuevas situaciones como la globalización, la economía internacional y el calentamiento atmosférico entre otros y sobre los cuales hay que tener opiniones claras. 

Por su parte, la ciudadanía debe exigir un liderazgo político ajeno a la clientela partidista conformista y desgastada. Politizar pasa porque los dirigentes conversen sobre los temas de actualidad con la gente, que se alimente el conocimiento y el espíritu de quienes quieren sentir la política como una actividad edificante que en realidad lo es; pero que ha sido devaluada por procederes rechazados por la gente, que no pierden oportunidad de comentarla con otros políticos, drenando de esta manera su desagrado contra esos que a pesar de tantos años de dirección, no logran calar en el ánimo de la gente.       

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

LA CRISIS MAYOR DE COLOMBIA: PETRO

| comentarios

Opinion

EL CAMINO SON LAS EXPORTACIONES

| comentarios

Opinion

PODER-LIBERTAD-AUTORITARISMO

| comentarios