ABRIR OPERACIONES FRONTERIZAS SIN MORIR EN EL INTENTO

En este año Colombia tuvo elecciones presidenciales, y en la contienda los candidatos con posibilidades de triunfar, en RRSS y en visitas al Norte de Santander, se pronunciaron acerca de la particular situación fronteriza Colombo venezolana y ofrecieron regularizar las relaciones. De allí surge una oferta común, Abrir la Frontera. No nos corresponde hablar de causas y consecuencias políticas, sino centrarnos en estrategias para enfrentar con éxito este proceso que se espera, sea inminente.

Como he insistido a quienes han pedido mi opinión, si a Ud. Le ha costado juntar su plata, pues cuídela. Debemos salir del mundo de los anhelos para aterrizar de lleno en la realidad. Las fronteras son tierras de oportunidades, y es obvio que este proceso es bueno para todos. Pero veo con preocupación que creemos que cuando los mesoneros estén recogiendo las mesas y las sillas del coctel de la toma de posesión, va a estar la bandera de cuadros en los puentes dando señal de partida a las gandolas cargadas de mercancías y esperanzas.

Tenemos que entender que más allá de las notas de prensa, empresas y asesores debemos estudiar, armas equipos, entender mercados, estar más atentos a la Gaceta oficial que a los discursos. Pero también debemos elevar propuestas coherentes sobre la manera gradual, consciente y sustentable de concretar exitosamente esta apertura.

¿Hay diferencias entre los dos mercados? Si comparamos cifras y datos de inflación, devaluación, reconversión monetaria, PIB, población, servicios básicos, entidades financieras, vialidad y población, nos daremos cuenta que estamos frente a escenarios que no son equivalentes.

Como tributarista, les refresco la memoria de beneficios fiscales que buenos resultados generaron en nuestro estado. Hablo del Decreto 963 (año 2000) el cual exoneraba de ISLR a las empresas establecidas o por establecerse en los parques industriales de Puente Real, Paramillo, La Fría y Ureña por un lapso de 8 ejercicios económicos y del Decreto 3027 (año 2004) el cual dispensaba de los compromisos materiales del ISLR e Iva a las empresas en los municipios Fronterizos Bolívar, Pedro María Ureña y García de Hevia por un lapso de 5 años.

Beneficios que no operaban de pleno derecho, porque el Estado para hacer sacrificios fiscales debe lograr indicadores socio económicos que justifiquen la disminución en recaudación. Los decretos condicionaban a las entidades que se acogieran al beneficio a invertir en bienes de producción de tecnología de punta que aumentaran la capacidad productiva, a crear nuevas fuentes de empleo cada año, cumplir con todos los deberes formales, entre otros. También es bueno recordar que no aplicaba para todos los sectores económicos, sino para una lista de aquellos considerados estratégicos por su potencial competitividad. Reeditar este esquema de protección debería estar enfocado en exclusiva a las empresas que se vinculen a la apertura exportando bienes y servicios hacia Colombia. 

Esta es la primera entrega, de una serie de estrategias, que en mi opinión debemos considerar si vamos a tomar la decisión de montarnos en esta oportunidad. Seamos optimistas, pero cautos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

HISTÓRICO: CIERRE Y REAPERTURA DE FRONTERA

| comentarios

Opinion

LA MODA SOSTENIBLE, ¿LUCE?

| comentarios

Opinion

LA VERDADERA DESCENTRALIZACIÓN

| comentarios