LA NOVENA CUMBRE AMERICANA

INTRODUCCIÓN.- Las "cumbres" son reuniones de "presidentes y jefes de estado", que periódicamente se reúnen para dialogar, hacer análisis políticos y ver si por consenso pueden tomar decisiones. Estas "cumbres" se llevan a cabo cada 3 ó 4 años, en uno de sus países miembros, y el anfitrión es el presidente o jefe de estado de esa nación. Hace poco le tocó a Joe Biden, presidente de EE.UU., y la reunión se llevó a cabo en Los Angeles, California.

BREVE HISTORIA.- Las "Cumbres" son "herederas" de la OEA, y ésta, de la Unión Panamericana. Ésta última, fue creada en la IV Conferencia Americana que se celebró en Buenos Aires en el año 1910. Ella dependía, en el papel, de la Unión de las Repúblicas Americanas, pero en la realidad era una entidad subordinada a los EE.UU. En el año 1948, esta "Unión Panamericana" fue remplazada por la "Organización de Estados Americanos, OEA", que en su "Carta Fundacional", señalaba ser el "principal foro regional", aunque no demoró mucho en volver a ser otra dependencia de los EE.UU. Raúl Roa, canciller de la Cuba Revolucionaria, "rebautizó" la OEA, como el "Ministerio de Colonias de EE.UU.", lo cual con la llegada de Luis Almagro a su Secretaría General, eso ha quedado más que claro.

LAS "GRACIAS" DE LA OEA.- Desde sus inicios, la OEA actuó de acuerdo a los intereses de la potencia del norte. Las intervenciones de EE.UU. en Latinoamérica, siempre contaron con el apoyo irrestricto de la OEA. Recuérdese Guatemala de Arbenz, República Dominicana de Bosch, Brasil de Goulart, Chile de Allende y tantos otros. Un acto vergonzoso, fue lo ocurrido en su "Octava Reunión", efectuada en Punta del Este, Uruguay, a comienzos de 1962, donde a instancias de EE.UU. fue expulsada Cuba Revolucionaria, acto que "abochornó la conciencia" de los pueblos latinoamericanos y caribeños. En Pedro Sula, Honduras, 37 años después, se reconoció tal injusticia y a pesar de la actitud ingerencista de Hillary Clinton, se derogó el "infame acuerdo" de 1962 y Cuba podía ser incorporada a la OEA. Esta, en un gesto de dignidad, se negó a volver. Con el correr de los tiempos, Venezuela también se retiró, y luego lo hizo Nicaragua.

LA NOVENA CUMBRE.- Hace algunos dias, en California, se llevó a cabo la "Novena Cumbre", siendo Joe Biden su anfitrión. Lamentablemente, éste se excedió y no invitó a Cuba, Nicaragua y Venezuela, quienes no podrían participar, por "no ser democráticos". México les salió al paso declarando que no debían haber exclusiones. El CARICOM dijo lo mismo. Bolivia y Honduras coincidieron. Argentina, Brasil y Chile asistieron. Ello fue un revés para Joe Biden quien estaba preocupado por incluir a nuestro continente, en su "cruzada" en contra de Rusia. La política del "Destino Manifiesto" y de "La Doctrina Monroe" ha estado en "peligro" para EE.UU., pues hasta nuestra región, han llegado "rusos y chinos", ofreciéndonos convenios, en que la consigna egrimida es "ganar y ganar". Las presiones para asistir, se hicieron sentir, sino como explicar la decisión de Bolsonaro, Fernández y Boric que asistieron a la cumbre. La historia se sigue escribiendo, aunque EE.UU. olvida lo que un día dijo Salvador Allende, un 11 de septiembre de 1973, "LA HISTORIA ES NUESTRA Y LA HACEN LOS PUEBLOS. ¡VENCEREMOS!

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

 DIÁLOGO INCIERTO 

| comentarios

Opinion

SALIR DE LA INFORMALIDAD O QUEBRAR

| comentarios

Opinion

EN DEFENSA DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES

| comentarios