Almacenadoras llenas de monte esperando apertura de frontera

Anggy Murillo | La Prensa Táchira.- Tras más de dos años de paralización, luego que se rompieran las relaciones entre Colombia y Venezuela, las instalaciones de algunas almacenadoras del municipio Bolívar permanecen llenas de monte y a primera vista parece que están abandonadas. Sus propietarios sólo esperan se dé luz verde a las operaciones aduaneras para ponerlas a tope.

En el caso de la aduana y almacenadora Adualca, ubicada en San Antonio, con el paso del tiempo una pared perimetral colapsó. Los montacarga no están al 100% y recuperarlos requiere de una gran inversión. En los tiempos de actividad, unos 700 camiones pudieron llegar a pernoctar en estos terrenos mientras se realizaban los trámites de nacionalización de las mercancías.

"Hay almacenadoras que las paredes se les han caído", comentó Nelson Urueña, presidente de la Asociación Civil de Auxiliares Aduaneros del estado, quien además comentó que en el eje fronterizo hay hasta el momento 11 almacenadoras actualizadas.

Los gremios productivos que hacen vida en la zona de frontera destacaron que, aunque se habla que el 8 de agosto se reactivaría el paso a través de los puentes internacionales, estiman que en un plazo no mayor a los 30 días los auxiliares aduaneros, el transporte de carga nacional e internacional y las almacenadoras comiencen a trabajar a plenitud.

"Nosotros tenemos la estructura, la infraestructura, tenemos el personal, porque a pesar de que muchos se han ido sigue habiendo personal suficiente para comenzar. Lo ideal es que apenas el presidente tome posesión y se abra la frontera nosotros comencemos las operaciones. No vemos que en las condiciones que estamos podamos aguantar a que cierre el año y todavía no estemos trabajando", destacó Urueña.

El sector comercial también está a la expectativa. De acuerdo con Isabel Castillo, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de San Antonio, esperan poder reactivar 30 mil empleos entre directos e indirectos que se generaban en el eje limítrofe. A su vez, sugiere que tanto el Puente Simón Bolívar como el Francisco de Paula Santander y el Puente de Tienditas sean habilitados para el tránsito de mercancías de importación y exportación.

En San Antonio del Táchira y desde el año 2015 este sector se redujo en un 85%, pues de 2 mil establecimientos actualmente sólo se mantienen 300.

 "Pudieran pasar entre dos y cuatro años para que volvamos a llegar a los niveles de 2015 tanto en volumen de dólares como de mercancía", explicó Indover Sayago, vicepresidente de la Cámara de Comercio.

En cuanto al paso de mercancías a través de las trochas de la frontera, los auxiliares de aduana esperan que estas operaciones semilegales se detengan y puedan ser las empresas constituidas y habilitadas por las aduanas las que se encarguen de la nacionalización, pues de lo contrario, continuarían afectados.

"Se supone que sería una carga que nosotros deberíamos manejar. Si sigue pasando por trochas nos afecta, porque esas son cargas que por su naturaleza y por sus condiciones deberían pasar por los puentes y por las aduanas para ser sometidas a los reconocimientos sanitarios y fitosanitarios", dijo Nelson Urueña.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias