Presencia de habitantes de calle impide el uso de plazas

Anggy Murillo | La Prensa Táchira.- La continua presencia de habitantes de calle en algunas plazas y parques de la ciudad de San Cristóbal ha obligado a los ciudadanos a abstenerse de utilizarlas, esto teniendo en cuenta que en varias ocasiones estas personas han sido autores de robos y agresiones.

El caso de la Plaza de La Ermita es quizá el más complicado para quienes habitan en sus alrededores, pues deben convivir con gritos, peleas y actos impropios protagonizados por un grupo de hombres y mujeres que han tomado estos espacios como su hogar. 

A pesar que esta comunidad se ha organizado para sanearla, pues años atrás la plaza era utilizada por niños y adultos para realizar actividades recreacionales, estas personas vuelven al lugar, por lo que exigen mayor presencia de las autoridades policiales que poco recorrido realizan por la zona.

"Antes esta plaza era muy bella. Aunque siempre ha habido presencia de indigentes, ahorita es más. Vienen aquí a tomar, orinan. Eso está mal. Es necesario acciones del gobierno. Ya los niños no se pueden traer para acá porque ven malos ejemplos", dijo Benjamín Trujillo.

En horas de la noche y según comentan los vecinos, es peligroso pasar por esta zona, pues se exponen a toda clase de delitos que pudieran cometerse. "Yo paso por aquí máximo hasta las cuatro de la tarde. En la noche no se puede. Se deben tomar acciones. Cuando suceden las cosas ahí si vienen y hacen alboroto. Hoy no se ve ni un policía por aquí patrullando, caminando o algo", destacó, José Gómez.

Los Enanitos

Durante unos 15 años, quienes viven en los alrededores de la Plaza Ríos Reina, mejor conocida como la Plaza de Los Enanitos, tuvieron que soportar ruido, gritos, consumo de alcohol y drogas, además de los constantes robos que se presentaban. 

Aunque en los últimos meses esta área ha sido recuperada por la Alcaldía de San Cristóbal, María Isabel Durán comenta que el sábado arribaron dos habitantes de calle que años atrás se habían instalado en el lugar y abordaron una pareja que se encontraba conversando en una de las banquetas.

"Uno de esos chamos es ladrón. No vi si les estaban pidiendo dinero o los querían robar. Fue que los trabajadores que están remodelando se dieron cuenta y los espantaron. Antes esto era muy peligroso, incluso mataron a un señor en una de las bancas. No queremos que eso vuelva a suceder porque ahorita estamos tranquilos, hay iluminación en la noche", explicó.

Los pocos lugares para realizar actividades al aire libre con los que cuenta la ciudad hace necesaria una pronta intervención por parte de las autoridades municipales y regionales para la recuperación de estos espacios.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias