Estafa conocida como "El escape" mutó a códigos de hackeo

Mayerlin Villanueva | La Prensa Táchira.- Muchas son las estafas que se cometen a diario por redes sociales, especialmente para compra y venta de dólares y electrodomésticos, bajo ciertas modalidades como "Hola soy María".

Esta actividad que se ha prologando por décadas ha mutado con el paso de los años, que de acuerdo al abogado, Alberto Berro, años atrás era conocida como "el Escape". Anteriormente, los delincuentes llegaban a lugares de trabajo o viviendas de personas para ofrecer diversos productos a bajos costos, entre ellos cauchos, en cuyo encuentro mostraban fotografías de este insumo para los vehículos y precisaban el lugar donde podían realizar la compra.

El supuesto gestor, con el fin de ganarse la confianza del comprador manifestaba acompañarlo al sitio para que sintiera seguridad que no sería estafado, por lo cual las víctimas accedían a esto y concretaban el día que acudirían para retirar la mercancía. Luego se encontraban a las afueras de una vivienda, que de acuerdo a las denuncias tenía como dirección el barrio 8 de Diciembre, en el municipio San Cristóbal, la cual contaba con dos entradas.

"La víctima hacía entrega del dinero al supuesto vendedor, quien tocaba la puerta de la casa para luego ingresar a la misma, pero lo curioso es que pasaba un período de tiempo y esta persona no salía, lo cual despertaba la alerta del comprador, quien en ocasiones al entrar forzadamente se daba cuenta que el hogar estaba vacío y el gestor se habría fugado con el dinero por otra entrada que tenía la estructura", dijo.

Esta fue una modalidad que tuvo un gran auge por muchos años, aseguró el experto en leyes, quien precisó que con la llegada de las redes sociales, los criminales aprovecharon las mismas para estafar con otros modus operandi. 

 El más reciente y que preocupa a los funcionarios del CICPC es el mensaje que está llegando que reza: Comisión Nacional Presidencial, usted salió beneficiado (@) por ocho artículos de línea blanca, comunicarse con el sargento (adjuntan nombre y cédula), enviar vía WhatsApp foto de la cédula de identidad, foto del RIF personal, foto del carnet de la patria, foto tipo carnet.

Luego que la persona de forma inocente envía los datos, el receptor le envía un código que luego de ser activado, hackean el WhatsApp. Ante esto, autoridades piden no contestar estos mensajes.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias