IMPACTO EN LA ECONOMÍA FRONTERIZA POR VICTORIA DE PETRO

La apertura fronteriza diversificaría la balanza de pagos comercial entre ambas naciones hasta unos 1500 millones de dólares, sin embargo, la apertura como ya prometió el reciente electo presidente de Colombia debe ser total y no parcial, es decir, tránsito de personas y mercancías, no solo comercial como se rumora por parte del gobernador del Estado Táchira, esto retornaría empleo para los agentes aduanales, empresas de transporte, carga y descarga, aranceles al estado y al fisco nacional, entre otros beneficios económicos.

También hay que agregarle que se daría orden al ingreso de mercancías, con permisologías sanitarias, exclusividad de productos, códigos de productos envasados, permisos de exclusividad, respeto a las marcas, registros de precios internacionales, pago de alícuotas de impuesto al valor agregado para el aumento del situado constitucional, y la legalidad como siempre tuvo la frontera Colombo Venezolana.

Ahora bien, el mercado ha mostrado cierta incertidumbre en torno a la llegada de Petro al poder, y el más susceptible de estos son los mercados financieros y el mercado de divisas, este último que ya ha superado un 12% de depreciación del tipo de cambio haciendo que muchos de los inversionistas Colombianos se trasladen al Oro como activo de protección, pues ya la TRM o dólar en Colombia ha roto la barrera de los 4.150 pesos por dólar llegando en algunas casas de cambio como wetern unión por encima de 4.350 pesos por dólar.

La economía fronteriza requiere de reglas claras, como bien el regreso a la comunidad Andina de Naciones, aranceles que beneficien a ambos, legalidad entorno al respeto de las marcas, casas de cambio en el eje fronterizo, San Antonio y Ureña, para el Táchira es una gran oportunidad pero requiere el empresario apoyo financiero para su capital de trabajo, recuperación del parque industrial, y que Venezuela sea entonces a través de esta frontera un país exportador de mercancías no tradicionales, dentro de las que tiene una ventaja comparativa y competitiva como de sus textiles, licores, industrial metalmecánica, plástico, hierro, dulces típicos, capital humano, turismo en este último punto la inversión del aeropuerto de San Antonio es preponderante. 

El mercado inmobiliario será clave, pues como es sabido las casas y terrenos hoy en Venezuela tienen un descuento de hasta el 60% del valor real, con ello también el mismo se mueve solo de contado, pero pudiera implicar para el inversionista colombiano una gran oportunidad, sumado a que muchas empresas ven con optimismo el poder regularizar sus importaciones y por ende sus cuentas contables.

Finalmente, una frontera abierta permitirá dinamizar el aparato productivo de ambas naciones, generar empleo, abrir la economía, brindar oportunidades a exportadores, pero es necesario reabrir las casas de cambio, crear un fondo financiero binacional y un consejo de desarrollo y planificación fronteriza para ayudar al comercio binacional. 

 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

LA CRISIS MAYOR DE COLOMBIA: PETRO

| comentarios

Opinion

EL CAMINO SON LAS EXPORTACIONES

| comentarios

Opinion

PODER-LIBERTAD-AUTORITARISMO

| comentarios