EL CENTRO DE DOS PAÍSES

Así se define al Táchira y al Norte de Santander cuando se consideran frontera, esa relación va mucho más allá de ser de ciudades de dos países que hacen frontera, son de cada nación el departamento y estado más deprimidos y con mayor crisis social, con mucho potencial para enfrentar el reto de superación juntos, pero están separados por la política y por la política económica.

Pasar la página de lo sucedido hace siete años implica escribir en su contraportada, una frontera que nunca se debió cerrar por unos gobiernos que cerraron y abrieron cuando a su parecer político les interesó.

Ahora en Colombia hay nuevo presidente que señaló que abrirá el paso por los puentes ratificando con ello lo que todos sabemos, el paso comercial siempre estuvo abierto, junto al peatonal por las más de 100 trochas, se trata ahora es de regresar a la legalidad, lo que en siete años se corrió de esos estándares.

Llegó la hora de la verdad, ahora se sabrá quién tiene la real voluntad de adelantar políticas de frontera que integren considerando que todo se debe comenzar de nuevo en razón de que todo se destruyó.

Llevar a la legalidad toda la actividad que se realiza en las trochas es el propósito, ello implica acabar con los grupos irregulares que la controlan, desaparecer el contrabando y regresa al control aduanero.

Aquí en consecuencia la tarea debe ser de las fuerzas armadas en colaboración de una acción conjunta para clausurar y dinamitar esos pasos clandestinos que fueron usados por fuerza de necesidad pero que estaban en control de grupos irregulares, con ello darle seguridad a los habitantes y transeúntes de la frontera, liquidar los negocios ilegales que usaron estos pasos con vía libre al contrabando de productos, órganos, trata de blancas, niños y otras actividades delincuenciales

Ahora bien, en siete años Colombia y Venezuela cambiaron mucho, ni el Táchira es la misma ni el Norte de Santander lo es. Esto como consecuencia de la consolidación de una política de economía cerrada de Venezuela frente a una economía abierta de Colombia.

Ahí nos encontraremos con la verdad.            

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

 DIÁLOGO INCIERTO 

| comentarios

Opinion

SALIR DE LA INFORMALIDAD O QUEBRAR

| comentarios

Opinion

EN DEFENSA DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES

| comentarios