Pescados del contaminado río Torbes son comercializados

Coporo, bagre y chorrosco son algunas de las especies que acostumbran a pescar personas que viven al margen del río Torbes

Ariana Moreno (pasante) | La Prensa Táchira.- En temporada de verano, los pescadores tienden a extraer entre 20 a 40 kilos de pescado diariamente y son comercializados en varias pescaderías de la ciudad. El pescador, Javier Prato, afirma que la venta y consumo de los peces extraídos del Torbes no es un misterio debido a que gran parte de los pescados vendidos a nivel nacional, nacen y se reproducen en el río Torbes, para luego depositar sus huevos en afluentes de La Sabana y regresar a su lugar de origen. Por este motivo, asegura que las crías de estos peces son traídos nuevamente al Táchira donde son vendidos en varias zonas de la ciudad. 

Asimismo, afirma que el río no está totalmente contaminado debido a que le cae un 60% de agua limpia proveniente de quebradas y nacientes de las montañas que están alrededor del Torbes.  

Consumo personal 

En las otras épocas del año sacan un aproximado de diez peces al día, los cuales son utilizados en su mayoría para consumo personal. Y es que a pesar de la contaminación, esta actividad se ha convertido en la principal fuente de alimento de los lugareños por más de 50 años.

Ovidio Nieto, habitante del sector Torondoy, ubicado en el municipio Torbes, afirma que esta actividad siempre se ha desarrollado en los alrededores del río. A pesar de los niveles de contaminación que presenta este caudal, no ha visto afectada su salud.

Ovidio, quien vive de la pesca y de la siembra, afirma haber consumido este alimento por mucho tiempo. "Estoy cansado de comer pescado, sino estuviera muerto yo y mis hijos", asegura.

Accidentes

El pescador, Javier Prato, manifiesta que cualquier persona no puede pescar en esta zona porque "es un río demasiado peligroso", aconseja que para quienquiera entrar a estas aguas debe tener mucha experiencia para evitar accidentes, como el ocurrido el pasado 14 de junio, cuando un habitante del sector de Torondoy identificado como Nilson Jaimes, de 42 años de edad, fue arrastrado por el río Torbes mientras pescaba. 

Prato asegura que así como Nilson, muchas otras personas han sido arrastradas por imprudencia y desconocimiento.

Consecuencias para la salud

La nutricionista, Graciela Watts, afirma que el pescado de agua dule es un alimento benéfico, bajo en grasas y colesterol. Sin embargo, existe un alto riesgo en cuanto a la poca salubridad de los lugares en donde se reproducen.

Por lo general, los lugares que están a orillas del río Torbes son botaderos de basura limitados a la falta de la luz y del gas, lo que puede provocar una inadecuada manipulación de estos alimentos. Watts manifiesta que la contaminación de las aguas del Torbes tal vez no generen ningún tipo de afectación al sistema de los peces, pero asegura que lo que puede provocar enfermedades infecciosas en seres humanos es la forma en que estos pescados son preparados. 

Para que este tipo de alimento pueda ser ingerido se debe contar con la mayor cantidad de medidas de higiene posible, cuidando la forma de conservación, refrigeración y cocción. Asegura que si un pescado no cuenta con la cocción necesaria puede derivar enfermedades como cólera, gastroenteritis y hepatitis. 

El principal problema que puede acarrear este tipo de enfermedades alimentarias proviene principalmente de las condiciones higiénicas en la que estos alimentos son manipulados.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias