Siete tachirenses han fallecido por inmersión en 2022

Redacción | La Prensa Táchira.- Al menos siete personas han muerto por inmersión durante el año 2022 en el Táchira. Se trata de tres menores de edad y 4 adultos, quienes por razones diversas han quedado a merced de los caudales y sus cuerpos han sido hallados sin vida horas después de ser arrastrados por la corriente. 

El hecho más reciente ocurrió el pasado domingo 26 de junio, cuando dos hermanos de 9 y 11 años de edad fueron arrastrados por las aguas del río Escalante cuando se disponían a cruzarlo montados en un caballo. Un aumento súbito del caudal los arrastró. Aunque el accidente ocurrió en la parroquia Caño del Tigre en Zea, mientras ellos cruzaban para regresar a su casa ubicada en la aldea El Bodajal en Samuel Darío Maldonado, sus cuerpos fueron hallados este lunes por funcionarios de Protección Civil Táchira. 

Semanas antes, un hombre de 42 años que se dedicaba a la pesca en el municipio Torbes cayó a las aguas del río Torbes y fue arrastrado. 

El hombre que murió por inmersión estaba acompañado por un vecino y tras caer al río empezó su búsqueda. Su cuerpo fue encontrado en el sector Vega de Aza.

Accidental

Para el lunes 6 de junio, un niño de tres años de edad cae al río Torbes desde un puente colgante en el barrio Andrés Eloy Blanco. Las autoridades fueron notificadas de inmediato y comenzaron rápidamente las acciones de búsqueda y rescate, el niño es hallado horas después en muy malas condiciones, y aunque tenía signos vitales nada pudieron hacer por el pequeño, quien falleció en el mismo lugar donde fue hallado. 

Asimismo, el martes 24 de mayo, un hombre es arrastrado por las aguas del río Táchira. Leonel Peralta, de 31 años, cae al río cuando le da un ataque de epilepsia. Es arrastrado y dos días después encuentran su cuerpo en el sector La Mulata, en Ureña. 

En los días de asueto de Semana Santa, el río Doradas cobró la vida de un joven de 19 años. Jefer Sánchez, estudiante de la UNET que pasaba un rato de diversión junto a sus amigos. Las torrenciales aguas lo arrastraron y es hallado muerto. 

El cuerpo de un hombre fue encontrado en una quebrada de Táriba, municipio Cárdenas, a principios del mes de enero. Si bien no se contó con la identificación del cuerpo, quienes residían en la zona aseguraron que se trataba de un hombre indigente que frecuentaba la zona y que presuntamente se cayó a la quebrada y se ahogó. Su cadáver fue enviado a la morgue del hospital esperando que fuera identificado.

Los organismos de seguridad siguen instando a la población a ser muy prudentes cuando estén cerca de ríos y quebradas.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias