Y LLEGÓ PETRO

Con un poco más de once millones de votos, el economista Gustavo Francisco Petro Urrego, en su segundo intento alcanza la presidencia de la República de Colombia. Por su parte el Ingeniero Rodolfo Hernández sumó a su causa 10.5 millones de votos. La diferencia entre ambos contendientes fue de apenas unos 700 mil votos. Colombia es una Nación de más de 50 millones de habitantes, por tanto, más de la mitad de su población interna y externa mirará con atención lo que pueda pasar luego del 07 de agosto, fecha en que tomará posesión el nuevo Presidente y empezará a dictar sus primeras medidas de gobierno en donde la economía, el sistema de derechos y libertades, las relaciones exteriores y las reformas tributarias, tendrán prioridad. 

La noche del 19 de junio el Presidente electo Petro en sus primeras palabras, luego del triunfo electoral, afirmaba que había que unir al país, entendiendo de esta manera que el mismo quedó polarizado en dos (2) grandes fuerzas políticas, por ello hemos venido escuchando en los últimos días por los medios de comunicación de Colombia, la instrumentación de un gran acuerdo nacional, para "reconstruir al país" entre las distintas fuerzas políticas del país, incluido el Presidente Álvaro Uribe, en procura de continuar o reparar los acuerdos de paz, que se han venido quebrantando con la reactivación de disidencias de la guerrilla y asesinatos de importantes líderes sociales. 

Este tema de acrecentar el valor de la paz, será seguramente una tarea medular en las funciones a desarrollar por Petro; ello porque tanto la guerrilla como el paramilitarismo, siguen cobrando, las fuerzas del orden público son víctimas de atentados como ocurrió el 19 de junio. Petro necesita llevar a los mandos militares y policiales la certeza que no tendrá ambages para combatir la subversión venga de donde venga; al narcotráfico u otras clases de delitos en los cuales, ellos tienen años combatiéndolos; así mismo, la conformación de los nuevos altos mandos tendrán que ser realizados con tacto institucional, pues en estas primeras de cambio la influencia de Petro en esos organismos de seguridad y defensa no es muy sólida. 

Desde este lado de la frontera, también seguimos con atención los resultados electorales de los Santanderes, en donde el triunfo del Ingeniero Hernández fue aplastante, pues en Santander obtuvo el 74% de los votos y en Norte de Santander el 79% de apoyo electoral, lo que significa que el Presidente electo tendrá que trabajar con mucha sutileza para 

construir apoyos en ambas regiones, las cuales por la numerosa migración recibida desde nuestro país y por su cercanía a éste, han visto como el rancio socialismo ha destruido la producción y la productividad de un país con el cual intercambiaban comercialmente, promoviendo con ello el bienestar y la prosperidad a ambos lados de la frontera, ahora olvidada por el Gobierno venezolano desde hace casi siete (7) años. 

Petro prometió en su campaña electoral, abrir la frontera y por afinidad ideológica no dudamos que esa propuesta tendrá acogida en el Gobierno venezolano; queda pendiente por otro lado, que Petro explique con mayor profundidad como serán sus relaciones con el sector empresarial, en tal sentido ha prometido respetar la propiedad privada; sin embargo, ya ha asomado una revisión a la tenencia de la tierra, habla de feudalismo; también esperar como se desenvolverán las relaciones institucionales con otras ramas del Poder Público, ya el mismo día de su elección, pidió al Poder Judicial liberar a unos jóvenes enjuiciados por temas de orden público, lo cual tuvo respuesta casi que inmediata, lo que permite deducir que no serán fáciles.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

LA CRISIS MAYOR DE COLOMBIA: PETRO

| comentarios

Opinion

EL CAMINO SON LAS EXPORTACIONES

| comentarios

Opinion

PODER-LIBERTAD-AUTORITARISMO

| comentarios