El estrés es uno de los factores desencadenantes del vitíligo

Jhoana Suárez | La Prensa Táchira.- La despigmentación de la piel se conoce como vitíligo. Pese a que es una afección de vieja data pocos conocen sobre el tema. Pero aunque rara vez se habla de ello, los casos de vitíligo están presentes e incluso se han incrementado debido a los altos niveles de estrés que ha alcanzado la población venezolana. 

Sin importar la edad o el sexo, el vitíligo aparece en la vida de las personas y se convierte en un problema de salud que deben enfrentar. Niños y adultos pueden sufrir la despigmentación de la piel que caracteriza el vitíligo, aunque puede haber una predisposición genética, la mayoría de los casos apuntan a dolencia previa que genera la condición, y el estrés puede ser uno de ellos. 

Nathalia Orasma tenía seis años de edad cuando su madre descubre una despigmentación en su piel y decide llevarla al pediatra. Este la remite al dermatólogo y este le aconseja resignarse a vivir con la condición. "No fue nada fácil enterarme de que mi hija tenía vitíligo, pero no me quedé con el diagnóstico de la dermatólogo, investigué y encontré una salida", dijo Norelis Echeverría, madre de la pequeña. 

El caso de Nathalia es similar a otros tantos en Venezuela. Pese a que la afección es más común de lo que se piensa, en el país no existe un asociación que congregue y vele por los pacientes con vitíligo, incluso el sector público carece de políticas de salud dirigidas a la atención de la persona con esta afección.

La condición debe ser enfrentada por su cuenta, muchos de ellos padeciendo el estigma que aún permanece sobre los pacientes con vitíligo. Muchos de ellos se resignan a vivir con ella, pero un gran número de pacientes han conseguido la cura de la enfermedad. 

¿Enfermedad? 

Aunque se conoce el vitíligo como una enfermedad, los médicos expertos en el tema aseguran que la misma es una condición que se produce cuando las células que producen melanina mueren o dejan de funcionar. 

Esta afección no pone en riesgo la vida ni es contagiosa, pero puede llegar a tener un efecto importante en la parte emocional de quien la padece. Abel Poleo, especialista en Dermatología Tropical y director de la Unidad de Investigación Vitíligo en Venezuela, define el vitíligo como una condición que puede generarse debido a otra enfermedad, por ejemplo, una tiroiditis, un hipotiroidismo, un estrés crónico, un proceso de autoinmunidad puede generar un vitíligo; es decir, puede generar la destrucción de las células productoras de melanina. 

Para Poleo, una de las características que se debe difundir con fuerza en lo que se refiere al vitíligo es que no es contagioso. 

"El vitíligo está muy relacionado con la parte emocional, no se pega en un café o lo contagia un sapo como dicen, es una condición generada por una enfermedad y no debe crear discriminación o estigmatizar al paciente"

El grupo de edad más afectado es el más productivo de 18 a 45 años, precisamente porque está más propenso al estrés y a otras enfermedades que pueden desatar el vitíligo. En el caso de los niños, Poleo explicó que aunque se piense que el niño no es receptor de nada mientras está en el vientre, está equivocado, por el contrario, el estilo de vida que haya tenido la madre va a determinar que el niño desarrolle o no vitíligo. 

"Aunque a nivel mundial se diga que esta condición aqueja sólo al 1 o 2 % de la población, yo puedo decir basado en mi experiencia, que afecta al 5%, incluso en Venezuela los casos han aumentado, recibo en mi consulta 10 pacientes nuevos todos los días y 16 van a control", añadió. 

Para el especialista, el paciente con vitíligo debe saber que su condición puede cambiar porque el avance de la ciencia lo permite. Incluso, hay un tratamiento basado en el superóxido dismutasa obtenido del cucumis melo, que regenera el melanocito y cura el vitíligo, un tratamiento que puede ser preparado en casa.

Poleo: Afección sí tiene cura

Aunque una gran parte de los dermatólogos y textos recomendados en la web aseguran que el vitíligo no tiene cura, a lo largo de varios años un grupo de especialistas han logrado corregir la despigmentación de la piel y han conseguido la cura definitiva de la afección. 

Abel Poleo, contó que al menos mil pacientes con vitíligo han conseguido recuperarse de su enfermedad, esto debido a un tratamiento basado en una sana alimentación, un buen descanso, el consumo de la cucumis melo, mejor conocido como melón y la aplicación de terapia vitomolecular. 

El tratamiento tradicional contra el vitíligo se acompaña de corticoides para inhibir el sistema inmune, además de los protectores solares, pero esto sólo ayuda a sobrellevar la condición, no la detiene. Para el experto, el vitíligo sí se puede superar.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Apio y zanahoria disminuyen un 30%

| comentarios