Con restricciones fieles siguen yendo a misa     

Ariana Moreno (pasante) | La Prensa del Táchira.- Cumplir con la tradición católica sigue siendo un pilar fundamental en los sancristobalenses, quienes a pesar del distanciamiento social, mantienen intacto su fervor religioso.

Poco a poco, las iglesias de la ciudad han ido retomando sus actividades. En la parroquia Nuestra Señora de Coromoto, el retorno a la "normalidad" ha sido progresivo. Víctor Ramírez, encargado del despacho parroquial afirma que no se ha registrado ningún caso de contagio comunitario por lo que los feligreses asisten con total seguridad.

Al cumplir sus 80 años, la parroquia sigue alimentando y sosteniendo la fe de cientos de feligreses que asisten diariamente a la eucaristía. Ramírez asegura que la iglesia se mantiene gracias a la autogestión y al aporte que realizan los parroquianos

Actualmente presentan problemas de infraestructura como filtraciones de agua y desgastes de las principales puertas de acceso por lo que actualmente, se encuentran en la búsqueda de una mano amiga que les brinde ayuda.

Por su parte, la parroquia San Juan Bautista de la Ermita se encuentra en restauración desde hace más de año y medio por lo que están ofreciendo misas mayormente los días domingo. Estas reparaciones se han hecho por medio del diezmo y a través de donaciones. 

Julio Pernía, monaguillo de la iglesia de San José afirma que ha habido una mayor flexibilización en cuanto a las medidas de bioseguridad; sin embargo siguen manteniendo el distanciamiento y el uso obligatorio de tapabocas.   

Así mismo, el feligrés José Gregorio León afirma que se está restableciendo la asistencia a las iglesias puesto que durante la pandemia algunos párrocos como el de la Catedral de San Cristóbal iban todos los viernes a las comunidades a ofrecer la eucaristía. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

El milagro de la vida

| comentarios