LVL: "POSIBILIDADES DE UN CAMBIO POLÍTICO SIGUEN MUY BAJAS"

La población venezolana perdió la esperanza en los partidos políticos. Esto ha llevado a que el 90% de los ciudadanos no cree que se vaya a producir un cambio en el país. Esa esperanza por el cambio que para el año 2019 estaba en 46%, bajó al 10%

Anggy Murillo | La Prensa Táchira.- Para el economista y presidente de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, el panorama político nacional de estos momentos deja entrever que las posibilidades de cambios siguen siendo muy bajas. Considera que Venezuela está atravesando uno de los peores momentos de su historia para que exista una posibilidad de ese cambio. 

Además, asegura que es el peor instante para la oposición. 

"El panorama político va sin grandes cambios. Yo creo que en el país se ha independizado la economía y la política. Los cambios que se están visualizando son económicos e incluso, es más fácil visualizar un cambio en el Gobierno que un cambio de Gobierno", explicó.

León asegura que en estos momentos hay un desinterés de la población en la política y que la relación que debería existir entre los líderes, partidos e instituciones con los ciudadanos se ha pulverizado. "Hay gran apatía sobre la expectativa de que se produzca un cambio de Gobierno en Venezuela", dijo.

¿Qué hace falta para recuperar esa confianza del electorado?

Estamos hablando de lo que llamamos un corte trasversal. Es como una foto y en la foto los partidos y los líderes salen malísimo. Eso no quiere decir que no puedas ver una evolución en el futuro. 

Lo primero es que cuando te acercas a un proceso electoral puede haber un replanteamiento de la oposición que levante a la gente, que le genere rescate de esperanzas, que se unifique alrededor de un líder viejo o nuevo y que eso la fortalezca. Eso pasó por ejemplo con Guaidó en 2019. La oposición tenía una situación similar en 2018 y todos los eventos alrededor de Guaidó generaron una esperanza. Guaidó llegó a un 70% de aceptación sin problema, hoy apenas tiene 9%, pero en su momento logró articular y generar esperanzas. Los eventos políticos también pueden cambiar esa foto.

¿Ve algún líder de la oposición o del oficialismo que en estos momentos sirva seguir?

Desde el punto de vista de imagen, de popularidad y de respaldo popular que es lo que nosotros medimos en términos de encuestas, no hay ningún líder ni del Gobierno ni de la oposición que tenga niveles de aceptación popular relevantes que lo hagan visualizar como un líder importante en la escena política. El líder más grande en Venezuela lo que tiene en estos momentos es 20%. No hay nadie que pueda ser visualizado como un líder relevante en la estructura política de Venezuela.

¿El oficialismo sigue ganando terreno?

Ha habido algunos incrementos de aceptación popular de Maduro en el último año y tiene vínculos con una percepción de mejora. Hay unos grupos de la población que creen que el país ha mejorado y el Gobierno toma dictado de esa percepción, pero sigue siendo bajísimo; es decir, un incremento en el fondo.

¿Qué opina de la lista de presidenciables que sacaron a la luz semanas atrás?

Todos los líderes tienen derecho a aspirar. Eso es democracia. Tú no puedes presionar a la gente a pensar igual, lo único que pueden obligarte a pensar igual son los autócratas, no los democráticos.

Es normal que haya mucha gente que aspira. Lo que tú tienes es que crear mecanismos claros y consensuados de cómo vas a seleccionar y cómo, una vez seleccionado, vas a unificar tu lucha. Eso sí es un elemento fundamental e importante.

¿Sigue teniendo cabida el gobierno interino liderado por Guaidó?

Yo creo que el gobierno interino a estas alturas es una entelequia. El gobierno interino no solamente no gobierna, sino que tampoco tiene articulación interna en la propia oposición, y la oposición mayoritaria ni siquiera confía ni responde a ese gobierno interino y muchos de los partidos que conforman la propia plataforma, sienten que eso hay que cambiarlo.

¿Sería Guaidó el candidato indicado para unas elecciones presidenciales?

Si es capaz de articular, de aglutinar a la población venezolana y venderse como esa opción, y además es capaz de garantizar que su inhabilitación para ir al proceso electoral se puede resolver, entonces, ¿por qué no? Todos tienen derecho.

El hecho que tú estés hoy bajo, no significa que en el futuro lo estés. Si tienes una campaña que es capaz de rescatar a los electores, bienvenido.

¿Pudiera el gobierno de Maduro buscar entorpecer el proceso de elecciones presidenciales de 2024?

Yo creo que el gobierno de Maduro va a ser un gobierno duro que intentará controlar ese proceso y será tan libre como les convenga. Siempre que no amenace su estabilidad en el poder, yo no creo que el gobierno de Maduro sea tan amplio como para asumir riesgos que lo saquen del poder.

¿Sería Maduro candidato o pondrían otro hombre del oficialismo?

A menos que haya un evento muy especial, yo no dudo que Maduro intentará serlo y además tiene la fuerza para ser el candidato del PSUV. Yo no veo una real posibilidad de cambio interno, amenos que Maduro por alguna razón particular lo decida o el sector militar lo presione. Yo creo que el escenario más probable es que el gobierno repita con su presidente, que además siempre tendrá una ventaja muy grande en un proceso electoral que nunca va a ser ni totalmente transparente ni competitivo.

¿Qué figura del Gobierno se perfila como sucesor de Maduro en unas eventuales elecciones? 

En las fotos de hoy también hay actores que han ido ganando terreno en términos de respaldo popular nacional, caso Rafael Lacava y Delcy Rodríguez, que son actores que también existen en el terreno de juego, chavistas y que también pudieran ser evaluados como sustitutos. Pero la mayoría, no todos, no enfrentarían a Maduro si decide básicamente participar, puede haber alguno, pero la mayoría de los que están son más bien delfines que pudieran sustituirlo en el caso que él mismo lo considerara conveniente.

¿Considera que de no ir Maduro a la reelección habría consenso en las filas del oficialismo?

No. Tendrían que ir probablemente a una elección primaria.

¿Qué hay de cierto en la frase de Venezuela se arregló?

Se utilizó como un mecanismo para ridiculizar la idea de que se habían producido cambios positivos recientemente y que había unas situaciones mejores que en el pasado. Pero es ridículo decir que el país se arregló. Lo que es verdad es que tienes un país que desde el año 2013 hasta el año 2021 había pulverizado, destruido el 75% del PIB. 

Cuando empiezas básicamente a generar algunos cambios en el modelo económico, se permiten operaciones en moneda extranjera, se liberan los precios porque la apertura y la liberación siempre es positiva en términos de la capacidad de planificación y de operación de las empresas, se generó en el año 2021 un incremento de 6 a 8% en el PIB. Cuando miras ese mapa completo y miras que el país subió en 6 y 8%, y miras que hay unas mejoras en la capacidad de producción, que se puede planificar mejor, que hay abastecimiento, que algunos segmentos tienen un ingreso mayor en moneda extranjera, puedes decir que hay mejoras con respecto al año 2018 y la población así lo percibe. Sin embargo, esto no quiere decir que el país se arregló.

¿Cuánto tiempo puede pasar para que el país registre una verdadera recuperación económica?

Depende. Eso va a depender de los escenarios que enfrentemos. Si tú no tienes cambios en la institucionalidad, si no tienes recuperación de confianza, no tienes recursos para levantar el sistema eléctrico y el sistema de infraestructura, si no tienes la recuperación plena del abastecimiento del combustible y si sigues creciendo al ritmo de 6 y 8%, necesitas décadas para poder regresar a donde estabas. Pero cuando hay un proceso de cambio, que ya sea con las negociaciones políticas internas, la relación internacional y la flexibilización de algunas sanciones que permitan expandir la capacidad de producción y de exportación petrolera, eso cambia la dinámica y hace que te puedas recuperar en un tiempo más corto.

¿Esa sensación de estabilidad económica en el país pudiera generar la llegada de inversores extranjeros?

Un inversionista que invierte en Venezuela es lo que se llama inversionista de riesgo. Que apuesta a que la capacidad de recuperación es muy elevada y que pueden hacer una ganancia muy importante que no se hace en los países estables. Hay la posibilidad de ver inversionistas de riesgo entrando al mercado, comprando cosas baratas o tratando de crear negocios que ellos creen que se pueden expandir. Los otros son los inversionistas extranjeros que atienden vacíos en el mercado, por ejemplo, la tecnología que está muy deteriorada, que era pública y el Gobierno no es capaz de prestar. Ellos pueden leer que en Venezuela hay una oportunidad, incluso, a este tamaño estamos ganando un mercado que sigue siendo importante.

¿En estos momentos vale la pena emprender en Venezuela?

No es un recetario de cocina, no se puede hablar genérico sobre las inversiones porque tienen características propias que dependen de la región, del sector del que está hablando y del inversionista. En Venezuela hay oportunidades en el sector de tecnología porque hay vacíos.

¿Es necesario que se retomen las conversaciones entre el Gobierno y la oposición?

Es absolutamente necesario. El no reconocer a tu adversario y su fuerza no ha sido una buena idea, nos ha traído al barranco. No estoy diciendo que la oposición sea la responsable, porque el principal responsable de los problemas del país es el Gobierno.

La oposición tiene que regenerar la esperanza

A juicio del economista, Luis Vicente León, el principal reto que tiene la oposición venezolana en estos momentos es regenerar la esperanza de la gente y unificarse para poder articular la votación en un proceso presidencial que se maneje alrededor de un solo candidato.

"Un solo actor que pueda enfrentar en una condición mejor al gobierno, que siempre tendrá la ventaja de ser gobierno, de tener ventajas institucionales, recursos y el uso incluso abusivo del poder", explicó.

A su juicio para el momento este sector, que además está completamente dividido, carece de un líder importante y el llamado a elecciones primarias, considera que pudiera dejar ver si realmente está o no a la altura de las circunstancias.

"Si ellos no entienden que tienen que cambiar y pretenden hacer lo mismo como si no estuviera pasando nada, el resultado será el mismo, la pulverización completa y el fortalecimiento del gobierno. Lamentablemente hay algunos actores de la oposición que podrían estar interesados en que esto no pasara y me refiero a los dos extremos que no son oposición verdadera, sino que son un constructo del gobierno con apariencia de oposición", destacó.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias