ESTOY CON LOS MAPUCHES

INTRODUCCIÓN.- Fue en el año 1598 cuando a orillas del río Lumaco, en lo que hoy se llama, La Araucanía, Chile, se enfrentó una columna española con fuerzas mapuches. Los invasores, comandadas por el gobernador español Martín Óñez de Loyola, fueron derrotados por los mapuches, liderados por los "toquis", Pelantrarü, Huaiquimilla y Anganamón. Fue un 23 de diciembre cuando se desarrolló la "Batalla de Curalaba", que los mapuches actuales reconocen como "la Victoria". Lo curioso es que libros de historia en Chile, llaman a esta contienda el "Desastre de Curalaba".

LA GUERRA DE ARAUCO.- La guerra entre el invasor español y los mapuches que resistieron heroicamente, duró hasta que se impuso el diálogo, a través de un "parlamento", una instancia de paz. Fue el "Parlamento de Quillín", que reconoció al río Bío-Bío como frontera entre los "mapuches libres" y el "imperio español". Este "convenimiento" ocurrió el 6 de enero de 1641, a orillas del río Quillín. Por los españoles, se presentó el gobernador Francisco López de Zúñiga, marqués de Baides quien fue acompañado por un ejército de 1.376 efectivos. Los mapuches, que llegaban a cerca de 3000 guerreros, fueron encabezados por los "loncos" Futapichún, Lienkura, Antuwenu, Chikawala y Lincopichún. Es importante señalar que el "Acta de Quillín" reconocía a los mapuches como un "pueblo libre", y que nunca se aceptaría que fueran servidores del español. Convinieron que los mapuches y España fueran "aliados", y ningún "español o mapuche" podría cruzar el Bío-Bío con armas. Esta "acta mantuvo la paz" por muchos años, entre españoles y mapuches.

LA CARTA DE JAMAICA.- En septiembre de 1815, El Libertador Simón Bolívar, escribió éste importante documento. En ella describe la situación del "reino de Chile", señalando a "sus vecinos, los fieros republicanos del Arauco", reconociendo que Chile limitaba al sur, con los "pueblos mapuches". Cabe señalar que un historiador muy reconocido en Chile como Benjamín Vicuña Mackenna, también coincide con el juicio de Bolívar. Con el advenimiento de la Independencia de Chile, y las ambiciones de su oligarquía, se dio inicio al drama de los mapuches, cuyo territorio fue sometido al proceso de "Pacificación de la Araucanía", que implicó que les quitaran sus tierras, y su gente fuera condenada a la miseria. Michelle Bachelet en su última "cuenta pública" ante el Congreso Nacional de Chile, dijo: "Es hora de terminar con un conflicto que ha durado casi 500 años". Ignorancia u otra razón, lo cierto es que hace poco más de 150 años que comenzó el conflicto entre mapuches y Chile.

LOS DECRETOS DE EXCEPCIÓN.- Para enfrentar este "conflicto", que en esencia no ha cambiado, se siguen usando las mismas "posibles soluciones", desde que comenzó éste, que se muestra como "la constante represión", la militarización, el quitarle tierras, la concesión de beneficios a los oligarcas, particularmente a las forestales. Los "estados de excepción" menudean, pero el actual "presidente de Chile", el "izquierdista Boric" rompió el récord, cuando pidió que varias comunidades mapuches, debían considerarse "terroristas", por defender e intentar recuperar su tierra, que es la de sus ancestros. Varias comunidades mapuches, engañadas tantas veces, no confían en las instituciones chilenas y sus autoridades, que persisten en no cambiar las estrategias para resolver este conflicto. Los mapuches sufren el mismo drama de los palestinos, por ello se les ha forzado a defenderse. Ya es tiempo de los cambios necesarios. Vida a los mapuches.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

¿LA PRIMARIA ES UNIDAD?

| comentarios

Opinion

15 PROPUESTAS A LA FRONTERA

| comentarios

Opinion

DESCONOCIMIENTO DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS

| comentarios