"ORGANIZACIÓN Y ACUERDOS, CLAVES DE LA SALIDA DEMOCRÁTICA"

Ana Uzcátegui | La Prensa Táchira.- "Si la oposición no hace política con cabeza fría está perdida. Está demostrado que cada vez que se ha ido a la política con el estómago y no con la cabeza, hemos armado un alboroto muy grande pero no hemos tenido éxito. Cuando hemos ido con cabeza fría como en las elecciones Parlamentarias de 2015, ahí tuvimos éxito al igual que en el referendo que Chávez quiso hacer en 2007". Así lo considera José Vicente Carrasquero, doctor en ciencias políticas.

Sostiene que los dirigentes políticos de oposición deben evaluar cuáles son sus puntos fuertes, debilidades, amenazas y oportunidades para crear una estrategia que lleven a la mesa de negociación en México.

"Si la oposición lograra tener un acuerdo el primer nervioso va a ser el chavismo, porque el oficialismo no tiene nada que defender. No hay una sola obra del chavismo que valga la pena. ¿Dónde está el segundo puente sobre el Lago de Maracaibo?; ¿dónde está el tercer puente sobre el Río Orinoco?; ¿dónde está el tren que llega a San Juan de los Morros?. Todo esa cantidad de dinero se dilapidó por unas personas que desangraron al país", exclamó Carrasquero.

¿Qué representa para el gobierno de Venezuela que por segunda ocasión hayan sido excluido de la Cumbre de las Américas?

Que es una cuestión de principios para Estados Unidos, país defensor de las democracias. No tiene sentido invitar a una cumbre democrática a dictaduras, gobiernos autoritarios que se mantienen en el poder básicamente por la administración de la violencia contra su pueblo.

¿Cómo cataloga la decisión del presidente de México, Andrés López Obrador, de no asistir a esta cumbre por ponerse del lado de los gobiernos que no respetan la democracia? ¿Han logrado boicotear la cumbre los países de izquierda?

Yo no creo que no hayan logrado ningún boicot. La Cumbre de las Américas es el espacio donde los países pobres siempre terminan favorecidos con programas financiados por los países desarrollados. La posición de López Obrador no puede ser calificada como otra cosa sino de triste, porque colocó por encima de su país su compromiso con el Foro de Sao Paulo, su compromiso con la izquierda retrasada.

En esa Cumbre tampoco fue invitado Juan Guaidó. ¿Cómo interpreta usted de está decisión?

En Estados Unidos en este momento hay un gobierno que simpatiza con la izquierda, es la izquierda Republicana, y esa simpatía se traduce en este tipo de eventos. Por otro lado, los EE.UU están muy preocupado por el asunto del petróleo a nivel mundial y bueno está coqueteando con Maduro para ver cómo se hace para que Venezuela de alguna manera con sus muy debilitados recursos en este momento pueda ayudar a paliar la crisis petrolera mundial. Estados Unidos está funcionando en este momento por sus intereses que están por encima de sus principios. La política es así y siendo la política así, pues cancelan a Maduro, minimizan a Guaidó y en la práctica entonces Venezuela se queda por fuera de ese concierto de naciones.

¿Por qué por un lado Estados Unidos no se le da ingreso a Maduro a la Cumbre de las Américas, pero al mismo tiempo le flexibilizan las sanciones petroleras?

Por los intereses y el pragmatismo de EE.UU. Si bien es cierto que se le da concesión a las petroleras Eni, Repsol y a Chevron, el producto que se saque de allí servirá para amortizar deudas que tiene PDVSA con esas empresas. Eso no es del todo malo porque se van eliminando unas deudas que tiene Venezuela. Pero no veo que eso le vaya a producir cash rápidamente a Maduro. Además su problema es mucho más grande.

¿Qué puede ser peor que las sanciones?

El problema de Maduro es la calidad de los servicios públicos, que no hay agua, que no hay electricidad, que no hay Internet. Que es el país que está peor en la región.

¿Hay capacidad organizativa para que la oposición canalice ese malestar social?

No veo con claridad eso. En Venezuela hace falta un esfuerzo muy grande de organización política, de acuerdos, de planificación, de establecimiento de metas para presionar socialmente y a decirles a los venezolanos que ellos no tienen que conformarse con que haya agua un día sí y 10 no. Tenemos que recuperar el sentido que había en 1999, donde se podía cambiar de gobierno.

¿Cómo ve usted la influencia de China y Rusia en Latinoamérica, han logrado dividir al hemisferio?

No. A China y a Rusia hay que verlos en su justa dimensión. Ambas naciones son economías depredadoras de recursos naturales. ¿Qué ha obtenido Venezuela de China?, nada. Porque incluso cuando China le ha otorgado créditos a Venezuela son créditos atados a comprar sus productos, lo mismo Rusia, y termina entonces Venezuela comprando helicópteros y naves aéreas rusas que en Ucrania se ha demostrado que no tienen la mejor calidad, y bueno así vamos viendo que al final son relaciones de carácter comercial, que no tienen nada que ver con la ideología.

¿Fue un error de Estados Unidos imponer sanciones al gobierno de Maduro? Lo digo porque lejos de debilitarlo, se ha atornillado en el poder desde entonces.

No, yo creo que las sanciones estuvieron muy bien aplicadas, sobre todo las sanciones de carácter personal que son las más importantes porque son las que ponen en jaque directamente al régimen. Pero cuando tú ves sanciones que lo que hacen es encarecer, por ejemplo. No pueden salir aviones que vienen directamente Estados Unidos a Venezuela, sino que el avión se tiene que parar primero en algún lago y después llegar aquí. Bueno si está lleno de mercancía esa mercancía se encarece, y quien paga el encarecimiento de esa mercancía son los venezolanos.

La flexibilización de las sanciones ha sido la alternativa escogida por Joe Biden para hacer que el Gobierno vuelva a la mesa de negociación en México. Pero la negociación parece un espejismo, no se concreta. El hecho que personeros del gobierno y oposición se reúnen y no hacen públicos los acuerdos ¿no le da una especie de oscurantismo al proceso?

Estamos en la fase del tira y encoge de Maduro con los Estados Unidos a ver qué tanto incentivo le puede sacar antes de sentarse en la negociación. Pareciera que esto fuese un juego solitario de Maduro con los Estados Unidos donde da la impresión de que la oposición no estuviese participando mayormente.

¿Cómo se debe manejar la oposición en este momento para que la población sienta que están haciendo algo?

Tienen que aparlancarse en las sanciones y apalancarse en la propuesta social, apalancarme en una gestión muy mala, en denunciar la corrupción. Apalancarse no es solamente tener una pistola en la mano como tiene Maduro, sino que apalancarse es hacerse de la opinión pública mundial, demostrarle al mundo que la lucha que se está dando, que se está dando contra una gente que está en el poder dispuesta a usar la violencia en todos sus niveles.

¿Es correcto el camino que ha escogido la oposición, el de resolver sus diferencias en unas primarias?

Más que primarias es necesario un acuerdo, porque cuando tú vez las encuestas, dos encuestas salieron la semana pasada, una es la encuesta Delphos cuyo presidente, Felix Seijas, conozco y es una persona para mí de una conducta intachable y la otra de Datincorp, también muy bien hechas. Las dos dicen que hay un espacio para terceras fuerzas impresionante, incluso se puede repetir lo de Colombia, es decir que aparezca un outsider que empiece a atraer gente alrededor de él y este sea el que impulse el que tome el poder.

¿El venezolano se está alejando de la política?

Sí porque hay un descontento con Maduro y su gente y que hay un descontento con la oposición y su gente. Maduro está siendo algo, está tratando de hacer ver que Venezuela está bien, ¿Qué se está haciendo del lado de la oposición?. ¿discutir cuántos ángeles caen en la cabeza de un alfiler?, ¿discutir si primero fue la gallina y después el huevo?, ahí si es verdad que vamos a seguir con Maduro para rato porque ellos siguen haciendo su tarea con ayuda de los cubanos, con ayuda de los rusos, con ayuda de los chinos, mientras que muchos dirigentes de oposición siguen con la idea del no podemos, que ellos son más, que es más difícil tener éxito.

"Seguimos entre los países más pobres"

José Vicente Carrasquero, doctor en ciencias políticas y profesor de la Universidad Simón Bolívar, señaló que aunque la narrativa del oficialismo está orientada a hacer creer que en Venezuela hay una mejora económica, la realidad es que el país sigue ocupando niveles de pobreza tan similares a las naciones que históricamente han sido las más pobres de Latinoamérica.

"Cuba, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Haití, ese es al grupo al que pertenecemos después de haber estado arriba con México, con Argentina, con Brasil, sumergidos en la pobreza y hay que hacer algo al respecto, porque si no Venezuela en 20 años a lo mejor deja de existir porque en 20 años Colombia va a ser mucho más fuerte, Brasil va a ser mucho más fuerte y Venezuela tendrá unos terrenos que no tiene quién lo defienda, porque en la medida que tú dejas que la frontera con Colombia sea asentamiento de fuerzas irregulares que tú no puedas controlar, Bueno en esa misma medida le estás dando la razón a Colombia para que ponga orden ahí e incluso asuma el control del territorio", expresó.

Denunció la presencia de grupos guerrilleros en la frontera venezolana desde el gobierno de Nicolás Maduro.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias