ESO DEL DESARROLLO SUSTENTABLE, ¿ES CONMIGO?

Existen dos vías para que las entidades se vayan incorporando a este concepto global, la primera de ellas es la toma de conciencia de quienes hacen vida en ellas directivos, trabajadores, inversionistas. Es la manera romántica, pero a la vez deseable. En la medida que seamos observadores informados del cambio climático y sus consecuencias, la proliferación de contenido sobre vida saludable y sus beneficios, así como la inmediatez de la información en RRSS nos alerta de las consecuencias de la pobreza en el mundo, tarde o temprano, con más o menos firmeza, terminaremos asumiendo que se necesita un esfuerzo colectivo en este sentido.

Pero, ya va, somos gente vinculada al quehacer empresarial, nuestros clientes no comen flores. Entonces ahí entra a jugar la 2da vía para considerar este modelo de crecimiento, porque hay un mercado floreciendo que genera estadísticas, y esos reportes serán un mecanismo de presión que no podemos dejar de considerar a la hora de forjar estrategias de mediano y largo plazo.

Hablemos de números entonces.

En el portal es.weforum.org aparece publicado un reporte realizado por empresa dedicada al estudio y predicción de mercados llamada First Insigth, para marzo de 2022 consiguen que en USA el 75% de las personas de la Generación Z (22-27 años edad) a la hora de comprar prefieren los productos elaborados de manera sostenible que las marcas reconocidas. Y ante la misma pregunta, los Millennials (28-40 años edad) fijaron esta misma posición en un 71%, incluso estando dispuestos a pagar más por estos productos. Este mismo grupo etario en el año 2019 manifestaba preferir la adquisición de marcas sustentables en un 62% y para el 2022 aumenta esa preferencia a un 67%.

Y ya se empieza a permear esta tendencia en las personas de otra generación, la X (47-57 años edad), cuya preferencia hacia este tipo de productos se ha visto incrementada en un 24%.

La empresa de monitoreo de mercado Euromonitor Internacional, en su reporte 10 global consumer trend consigue que el 78% de los profesionales piensan que el cambio climático impactara en la demanda de los consumidores cambiando comportamiento, necesidades y preferencias.

En la página web www.simfruit.cl conseguimos parte de un estudio realizado por la empresa Canadiense Execulytics Consulting en el cual se evidencia que para el 3er trimestre del 2021, comparado con el mismo periodo del año anterior, las ventas en USD de productos orgánicos creció en USA un 3,4% y la de productos convencionales un 1,3%. De igual manera el mercado de productos orgánicos representa el 12% del mercado total de productos agrícolas, con expectativa de crecimiento de 10 puntos en los próximos 10 años.

Como hemos podido observar, hay una cantidad interesante de personas comprometidas con el desarrollo sustentable y que traduce ese compromiso en oportunidades de inversión. Esto es un concepto novedoso y en desarrollo. Pero vayamos a lo local, a nuestra realidad. No hay publicados en Venezuela estudios de este tipo que permitan soportar decisiones, aquí Uds. saben que quien los recursos para pagar un estudio, lo hace en temas políticos o de paridad cambiaria. Sin embargo, son tendencias a nivel mundial que progresivamente nos irán arropando y debemos al menos, comenzar a hablar de ello en nuestro entorno empresarial.

Con una visión de futuro, no fatalista, si no lo hacemos ya desaparecemos del mercado, vamos a quebrar, no señor, no se trata de eso, se trata de ir generando los cambios de manera progresiva y equilibrada, porque estos consumidores cada vez están más informados, tanto que leen las etiquetas, por cierto, de ellas hablaremos en la próxima entrega.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

HISTÓRICO: CIERRE Y REAPERTURA DE FRONTERA

| comentarios

Opinion

LA MODA SOSTENIBLE, ¿LUCE?

| comentarios

Opinion

LA VERDADERA DESCENTRALIZACIÓN

| comentarios