Brasil: Mató a puñaladas a su empleado por tomar café 

Agencias | La Prensa Táchira.-  Un hombre fue asesinado por su jefe en horas de trabajo el pasado lunes en São Leopoldo, Brasil. Según la Policía Civil, la motivación del crimen habría sido una disconformidad sobre el tiempo estipulado para la pausa para el café.

La víctima, identificada como Marcelo Camilo, de 36 años, llegó al Hospital Unimed de São Leopoldo con una herida en el corazón provocada por dos perforaciones con objeto cortante y sufrió tres paros cardíacos antes de morir.

El sospechoso del crimen es considerado prófugo por la policía y habría huido del lugar caminando. El hombre, de quien no se reveló su identidad, tenía antecedentes de amenazas en su historial policial.

Las imágenes de la cámara de seguridad de la empresa de revestimientos metálicos y mantenimiento industrial muestran a la víctima saliendo de una habitación con la mano en el pecho y tambaleándose

En un comunicado, la empresa lamentó profundamente el fallecimiento y se solidarizó con la familia y amigos de Marcelo Camilo. La empresa también informa que "está brindando toda la asistencia a la familia del trabajador, así como colaborando con las autoridades para esclarecer los hechos".

Discusión a la hora del café

Según el delegado André Serrão, de la comisaría de São Leopoldo , el sospechoso había determinado que los empleados solo podían tomar café durante un horario determinado. Camilo habría ido al lugar estipulado para este descanso en otro momento, lo que inició la discusión. Luego, el jefe usó un instrumento para golpear al subordinado.

La policía investiga si el objeto utilizado en el crimen, una especie de llave, era una herramienta de trabajo o si pertenecía al sospechoso.

"El supervisor tuvo muchos conflictos con sus empleados. La semana pasada ya tuvo un roce con sus empleados, en el cual les había prohibido con vehemencia consumir café en ese horario en particular y, por lo tanto, se generó una disconformidad, que culminó con esto. resultado, que estremeció a la ciudad", dijo el delegado.

El sospechoso y la víctima ya habían discutido las horas del desayuno la semana anterior y horas antes del crimen, según la policía. Sin embargo, el perpetrador no había mostrado un comportamiento violento en la empresa antes del episodio.

El caso ocurrió el pasado lunes (7), en la ciudad de São Leopoldo, ubicada en la Región Metropolitana de Porto Alegre. Marcelo Camilo, de 36 años, trabajaba en una fábrica e hizo enojar a su superior al tomar un descanso para tomar café y agredir al empleado con un objeto cortante que le provocó graves heridas en el corazón.

Fuentes informativas : Revista Semana, Globo

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias