Niños en las escuelas comen carnes sólo cuando hay colaboraciones

Los niños y adolescentes de los centros educativos del Táchira están recibiendo una alimentación baja en nutrientes

Anngy Murillo | La Prensa Táchira.- La arepa, el arroz, las arvejas y los bollitos son los alimentos que predominan en los platos del Programa de Alimentación Escolar de las escuelas y liceos de la zona metropolitana y municipios aledaños. Sólo cuando se dan colaboraciones externas los niños y adolescentes pueden encontrar carne y pollo en su menú, lo que sin duda ha promovido la malnutrición de los escolares y su bajo rendimiento en las aulas. 

En las escuelas y liceos de los municipios San Cristóbal, Cárdenas y Guásimos, el menú es casi el mismo, la diferencia radica en la sazón que le ponen las madres elaboradoras. En algunas escuelas se sirve el desayuno merienda y almuerzo, en otras solamente el almuerzo, todo dependerá del pedido que reciban por parte de la Corporación Nacional de Alimentación Escolar (CNAE), por lo que el servicio puede darse dos o tres veces por semana. 

En la escuela de San Rafael, en el municipio Cárdenas, por ejemplo, el menú de la semana pasada fue arepa con atol de arroz para el lunes; el martes hicieron arveja guisada, arroz, bollitos y aguamiel; el miércoles prepararon arepa con atol de arroz y el jueves sopa de arvejas; es decir, no tuvo carne ni pollo porque en el pedido oficial no llegó y no hubo donación. 

En la Escuela Bolivariana El Abejal, en el municipio Guásimos, el menú de esta semana fue arroz al vapor con sardina y bollito para el lunes; arroz, arvejas guisadas y arepas asadas para el martes; arroz con pollo y arepas para el miércoles; sopa de arvejas con espaguetis para el jueves y arroz al vapor y bollitos para el viernes. En este centro educativo acababa de llegar el pedido del CNAE, por ello contaron con "un poquito de pollo" esta semana. 

Muy poco

Yossibel Gómez, subdirectora del Liceo Estílita Orozco, cuenta que su matrícula es de 430 alumnos y tratan de cubrir merienda y almuerzo todos los días. "La carne y el pollo es poco frecuente, pero llega sardina y a veces mortadela, entonces con eso arreglamos las arepas y los combinamos con arroz. Nuestras elaboradoras se lucen, hacen maravillas con lo poco que reciben". 

La poca donación que reciben no les permite dar comida todos los días. Romel Zambrano es padre de una niña en la escuela de El Mirador, y cuenta que en la escuela de su hija sólo dan almuerzo dos o tres veces a la semana y lo que más les dan es arepa y bollito. "Casi siempre es arepa pura". 

Daniela Rojas es madre de un niño del 6to grado en la escuela de San Rafael y cuenta que muy rara vez su hijo come carne en la escuela, sólo sucede cuando alguien hace la donación, pero tiene ya varias semanas sin recibir carnes en el almuerzo. 

"La porción que sirven también es pequeña, entonces los niños que están en crecimiento quedan con hambre y llegan a la casa a rematar. A veces dan arepas rellenas con queso, mortadela o perico, pero eso no es muy seguido", dijo. 

Para poder aliñar las comidas o complementar el menú, cada escuela pide a sus representantes un aporte económico que va de 5 a 10 mil pesos, además de los víveres o verduras que puedan donar. En la Escuela Rural La Popa, los representantes dan una colaboración de 10 mil pesos para los desayunos. "Es muy raro cuando dan pollo, sólo les dan arepa, sopa de arvejas, arroz con arvejas y el desayuno es arepa con mortadela y queso, y eso cuando nos piden colaboración". 

En la escuela La Concordia, tienen el huerto escolar y este les ha servido para sacar cebolla y tomate para los almuerzos. 

Aunque tratan de cumplir con el programa alimenticio, todo va a depender si les llega o no el pedido del CNAE. Y el menú va a depender exclusivamente de lo que llegue. La situación es similar en el liceo Simón Bolívar y otras escuelas, que se limitan a ofrecer un menú poco nutritivo.

Reciben una dieta pobre y anémica

A juicio de la nutricionista, Graciela Watts, el problema surge desde el mismo momento en que se planifica el menú, pues este debería ser supervisado por nutricionistas para que pueda cubrir los requerimientos de los escolares.

Por ello, es que se ven niños de baja talla, niños con sobrepeso, adolescentes muy delgados, niños con problemas metabólicos o con falta de concentración. "La alimentación influye en el correcto desarrollo y crecimiento del niño y este programa de alimentación está promoviendo la malnutrición".

La experta agregó que la dieta de los pequeños debe incluir fruta, dos vasos de leche, verduras, proteína animal, sopa y ensalada. "Y vemos que no están recibiendo eso, tenemos que prepararnos para ver niños malnutridos y adolescentes enfermos".

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Táchira registró un sismo de magnitud 4,7 

| comentarios