NUEVO ORDEN INTERNACIONAL, BASADO EN REGLAS

INTRODUCCIÓN.- Cuando culminó la "Gran Guerra Patria", o "Segunda Guerra Mundial", se creó la Organización de las Naciones Unidas, con un objetivo primario, de evitar una nueva conflagración de similares proporciones. Para controlar ello, además de aprobar una Carta de las Naciones Unidas, se instituyó un Consejo de Seguridad conformado por los "triunfadores" del conflicto bélico. A la fecha, EE.UU., la Federación Rusa, Francia, Inglaterra y China Comunista, "miembros permanentes y con derecho de veto".

LAS "REGLAS" DE EE.UU. Y SEGUIDORES.- Extinguida la Unión Soviética y los "socialismos reales", en el mundo se impuso como "hegemón", EE.UU. con sus "seguidores incondicionales", la Unión Europea, más su "patio trasero" no sólo "el latinoamericano y caribeño". A poco andar, la "Carta de las Naciones Unidas", comenzó a ser un obstáculo para los propósitos del "gran hegemón", por lo que comenzó a obviarla, también el Derecho Internacional, y todo aquello que obstruyera su "Destino Manifiesto". Así fue como la OTAN + EE.UU., fragmentaron la antigua Yugoeslavia, bombardearon Belgrado, permitieron genocidios, en fin, destrozaron un país. Nadie se opuso, mas bien muchos apoyaron esas "acciones terroristas". Luego pusieron su mirada sobre Irak. Sin permiso del Consejo de Seguridad, pero con la premisa que Irak tenía armas de "destrucción masiva" que nunca se encontraron, asesinaron a un millón de mujeres, hombres, niños, jóvenes, ancianos, crímenes que no han tenido sanción alguna. Si bien la guerra contra Irak se hizo al margen de la Carta de la ONU, no era menos cierto, que "las reglas que imponía EE.UU., si lo permitían". Lo mismo ocurrió con Libia, Siria, Afganistán, y que decir de Yemen y Palestina. El "hegemón" decidía, conforme a "sus reglas", a quien sancionar, bloquear, robar, agredir, atacar, sin considerar el "Derecho Internacional", el "Consejo de Seguridad" y mucho menos la Carta de las "Naciones Unidas".

LAS REGLAS POR ENCIMA DE LA CARTA DE LA ONU.- EE.UU. emergió de la "Segunda Guerra Mundial" como la mayor potencia mundial, en todas las "variables" a considerar. Única potencia nuclear. Tenía la bomba atómica y ya la había usado en dos ciudades indefensas: Hiroshima y Nagasaki. Colocaba su moneda, el dólar, como preeminente en el mercado financiero. Recordemos Bretton Woods. La pérdida en vidas humanas, para EE.UU., fue pequeña comparadas con los 27 millones que perdió la URSS. Su poderío económico industrial estaba en plenitud, mientras que el resto del planeta, donde hubo guerra, comenzaba la reconstrucción. Obviamente faltaba imponerse jurídicanente. Las "reglas" hechas a las medidas de "sus necesidades" fueron establecidas por los mismos EE.UU., mediante su Departamento de Estado, de la CIA o de una de las tantas dependencias que el "imperialismo" tiene para ello.

LO ÚLTIMO.- El conflico Rusia- Ucrania ha puesto de manifiesto lo anterior. Mientras Rusia se apoya en la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, el verdadero contrincante, EE.UU. + la OTAN, "inventan" cada regla, válida para una situación específica y que cuenta con el aplauso y apoyo de los gobiernos dependientes del "hegemón". Así, el diálogo entre Rusia y Ucrania no ha avanzado, dado que el "imperio" veta los posibles acuerdos, invalidando los logros alcanzados. Una guerra que ya habría culminado, no ha podido terminar, ya que el verdadero contrincante no desea acabar el conflicto, donde el asoma "aparentemente" como un ganador. Hoy vende más armas que nunca. No sólo a Ucrania, sino también a la U.E. EE.UU. sigue pensando como hegemón, sin percatarse que se aproxima su hora de término. El ocaso ya le está llegando y no se quiere dar cuenta de ello.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

LA CRISIS MAYOR DE COLOMBIA: PETRO

| comentarios

Opinion

EL CAMINO SON LAS EXPORTACIONES

| comentarios

Opinion

PODER-LIBERTAD-AUTORITARISMO

| comentarios