Inflación, estrecha brecha en precio de alimentos

Productos colombianos y venezolanos en supermercados valen casi lo mismo

Fabiola Barrera | La Prensa Táchira.- Dos elementos juegan en contra de los consumidores venezolanos. La inflación galopante tras el aumento de sueldo del pasado mes de marzo y la que se registra en el vecino país, a propósito de las elecciones presidenciales golpea los bolsillos de quienes en un momento viajaban a Colombia en busca de productos de la cesta básica más baratos. 

Hace unos tres años era común ver a los viajeros con pesadas bolsas de mercado pasando por los puentes binacionales o a través de las trochas, según lo ameritara el caso. 

Sin embargo, a la fecha son muy pocas las cosas que pueden comprarse en el vecino país y que tenga elevados costos en Venezuela. 

Costos de traslado, gasolina, pasajes, hidratación y comidas encarecen los precios y tal y como se explicó en la edición anterior, usuarios prefieren pagar por los productos colombianos en comercios informales que ir hasta Colombia. Si bien en un momento era rentable, actualmente no lo es. Lo mismo sucede con los productos venezolanos. Al cambio es muy poca la diferencia entre ellos, salvo en excepciones como la leche, café, aceite, jabón en polvo, papel higiénico, entre otros. 

La diferencia de los productos ofertados en Venezuela y en el vecino país es que de un mismo producto allá hay más de siete marcas y en el mismo lugar, por lo que hay variedad de precios. 

Productos como el arroz, la pasta y la harina, al cambio salen al mismo precio, por lo que al detal no es rentable comprar. Productos que son vendidos en presentaciones de 2, 3 y hasta 5 kilos salen más baratos. El arroz y el azúcar que se ofertan en Colombia en este tipo de presentación sí son rentables comprar. 

Los "trocheados"

Para rendir un poco el dinero, los compradores optan por comprar lo que se pueda en bolívares y si no cuentan con la moneda local, compran en el comercio informal, pues para nadie es un secreto que son traídos por los caminos verdes, como se le conoce a las trochas. 

Pese a ello, es más económico, incluso que los productos venezolanos. La tasa usada para el cambio de divisas en los supermercados influye en la diferencia entre los productos locales y los traídos desde el vecino país.

Más cantidad es más barato

Los productos de limpieza del hogar, así como del cuidado de la ropa tienen precios cuya diferencia es muy marcada. No sólo es entre el producto venezolano y el colombiano vendido en ese país, sino el traído y que venden en comercios informales. 

El precio de los productos locales varía según la marca, pero con lo que se compra un par de kilos de jabón en un supermercado en San Cristóbal se adquiere una bolsa de 4 kilos en un supermercado de Colombia. La economía se ve cuando se compran las presentaciones que traen de dos kilos en adelante. 

Lo mismo ocurre con desinfectantes, suavizantes y demás productos de limpieza. Por ejemplo, un litro de desinfectante en Colombia de una marca reconocida puede costar unos 7 mil pesos, mientras que otro de marca venezolana, supera los 10 bolívares. La presentación de dos litros en Colombia puede costar poco más de nueve mil pesos. 

En materia de detergentes, un kilo vale 14 bolívares en los comercios de la ciudad, lo que equivale a 10 mil pesos, mientras que el mismo kilo en Colombia vale once mil pesos, pero la presentación de dos kilos del mismo jabón, cuesta 14.950 pesos. Es decir, mientras más cantidad trae la presentación, más se ve el ahorro. 

La presentación de papel higiénico en San Cristóbal es de apenas cuatro rollos. Su valor, dependiendo de la marca y la calidad puede costar unos 18 bolívares; es decir, poco más de 12 mil pesos. Con ese monto, se compra un paquete de doce rollos de papel higiénico en el vecino país.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias