"LOS PÁJAROS...", PERO NO DE HITCHCOK

INTRODUCCIÓN.- El cineasta Alfred Hitchcok, entre sus películas más impactantes, en 1962 creó "Los pájaros". En una isla, hablamos de los EE.UU., un día se juntaron miles de aves, de todas clases, que comenzaron a atacar a los humanos que encontraban. Así como un día aparecieron, otro día, ya no estaban. No hubo explicación de ello, sólo quedó una sensación de temor, por parte de los espectadores, y ello por mucho tiempo, cada vez que sentían pájaros graznando cerca de uno.

LAS AVES MIGRATORIAS.- Muchas aves, bajo el signo de los "cambios estacionales", en perfecta formación migran de un punto del globo terráqueo a otro. Las cigüeñas por ejemplo, admiten tal conducta. Las personas, a veces, relacionan el paso de las "bandadas" a eventos variados del acontecer humano. 

UNOS LABORATORIOS CURIOSOS.- El conflicto Rusia-Ucrania, permitió el constatar una sospecha que se tenía desde hacía un tiempo. Cerca de la frontera con Rusia, más de una treintena de laboratorios, se encontraron en Ucrania, las cuales se dedicaban al estudio y experimentación, de "bacterias, virus, etc.", en fin, una serie de "patógenos letales" a los humanos. Unos eran controlados por EE.UU., otros por Gran Bretaña, otros por Francia, en fin, muchos de los países que hoy "razgan vestiduras" por la "invasión" de Rusia, eran propietarios de esos laboratorios que generaban "productos" cuya única finalidad era lograr "muertes masivas". Hunter Biden, hijo de Joe Biden, aparece como un gran financista en algunos laboratorios dirigidos por el Pentágono. EE.UU. y países de la OTAN, al comienzo lo negaron, pero muy luego Victoria Nuland, subsecretaria de Estado, reconoció la veracidad de ello, agregando que era para "prevenir ataques biológicos o químicos" por parte de los rusos. Lo curioso es que tales laboratorios, estaban muy cerca de la frontera, de esa nación.

HITCHCOK VUELVE, PERO AL MUNDO REAL.- Ignacio Ramonet, un acucioso investigador, director de "Le Monde Diplomatique", participando en la "Cumbre Internacional contra el Fascismo", celebrado recientemente en Caracas, denunció que se pretendía usar "aves migratorias", como "armas de destrucción masiva". Los laboratorios en Ucrania dejaron suficiente material, para evidenciar planes, que se basaban en la "trayectoria de la migración" de determinadas especies, para ser convertidas en portadoras de "patógenos letales", que "soltados en ciertos lugares", podrían ser unas "exitosas armas biológicas". Las víctimas no sabrían que era lo que "los asesinaba". Cuando leo esto, me recuerdo "el Covid-19 y las localidades de Wuhan y Hubei" en China. Con esto no emito juicio, sino que recreo las "coincidencias".

AYER DELFINES, AHORA AVES.- Mucho se ha especulado con la "inteligencia de los delfines", lo que para muchos "estrategas bélicos" los ha hecho considerar como "estupendos portadores de armas letales" contra su enemigo. Esto que sonaba a ciencia ficción, en Ucrania, al parecer, se ha develado. Esa treintena de laboratorios, parte de un todo mayor, a poca distancia de Moscú y Beijing, son una señal que los rusos, estaban bien informado del peligro que se cernía sobre la "Federación", por lo cual la recolección de datos y la eliminación de estos "centros investigativos", fueron prioritarios a la hora de destruirlos, con las "precauciones que la situación ameritaba". Lástima que tanta "inteligencia" no se ocupe para ayudar a la humanidad, si no que tales "recursos de todo tipo", se usen más bien, para el "asesinato masivo".

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

LA VERDADERA DESCENTRALIZACIÓN

| comentarios

Opinion

LAS OPOSICIONES SE HACEN OPOSICIÓN

| comentarios