EL TEMA ELÉCTRICO SIN MENTIRAS

Los venezolanos merecemos respeto, más aun cuando se trata de las explicaciones que tienen que dar los funcionarios de gobierno a los ciudadanos, que para los funcionarios es una obligación y para los ciudadanos un derecho.

Por tanto, la cadena de excusas que a lo largo de los años vienen presentando debe quedar de lado. Es así que el cuento poco responsable de que las fallas eléctricas se deben a las iguanas, a la oposición, la CIA, o al sabotaje, debe dar paso a una respuesta concreta de lo que sucede y consecuencialmente identificado el problema, pasar a determinar con cuanto presupuesto enfrentaran la solución indicando a que empresas le darán la contratación y responsabilidad de la reparación y restablecimiento del funcionamiento operativo del servicio eléctrico.

Yo soy del criterio y lo he sostenido, que la crisis es inducida, Venezuela vive en crisis, la de la electricidad, gasolina, gasoil, gas, agua, telefonía, transporte en sus modalidades, vialidad, salud, educación, deterioro institucional; todo es una crisis, nada se escapa, Venezuela no funciona.

Pero no podemos acostumbrarnos a vivir como si los problemas no tuvieran solución, lo que aquí sucede es que no quieren resolver.

El propósito de esta crisis es doblegar al ciudadano, el propio ex ministro de energía de Chávez, Víctor Poleo señalo que la crisis es intencional, dicho de otra forma, con la crisis buscan lograr un objetivo el cual debe estar inscrito en el propósito de cambio que impulsa la revolución social comunitaria, que no es otro que liquidar el Estado Constitucional y con ello la Republica, que esté presente en apariencia pero no en esencia, ya que las leyes comunales son la nueva Constitución.

El modelo que se impone hace al ciudadano depender del gobierno para todo, los derechos individuales fueron conculcados o eliminados en su ejercicio y todo conduce a lo mismo, la desaparición del Estado Democrático para que sobre su ruina y escombros surja el estado Comunal fin último de la revolución.

Crear en la población la disociación busca "ablandar y someter" al ciudadano usando fenómenos de masa como los que vivimos donde nada funciona y estamos sometidos a un riguroso esquema de dependencia y escasez, de racionamiento en todo.

Señala el ex ministro de que dilapidaron en razón de que no se invirtieron aproximadamente 100 millones de dólares, de donde tampoco existió persecución de la corrupción eléctrica.

Por otro lado el Ingeniero Arnoldo Uribe quien dirigió Desurca, que es la empresa de Uribante Caparo, señala que la presa está diseñada para trabajar con niveles mínimos de agua y con ello enfrentar el verano que sea, indicando que los problemas que se debieron solucionar a tiempo no se hicieron con el agravante de la falta de mantenimiento, con lo cual se ratifica que el gobierno sabía lo que sucedía con el sistema eléctrico nacional y no se ocupó de resolverlo por la sencilla razón, de que su propósito aun y cuando le sea duro admitirlo, era crear la crisis, por ello señalamos que es inducida.

La negligencia en la función pública es sancionada, y es exactamente la falta en la que incurren los directivos, en negligencia manifiesta, que no será castigada, penada ni perseguida por estar cumpliendo objetivos superiores de la revolución.

Los ciudadanos somos los conejitos del laboratorio social revolucionario para doblegar y apaciguar al ciudadano para que acepte lo que en condiciones normales nunca hubiese aceptado, la negligencia en las responsabilidades públicas que nos trajeran como sucedió a ser un país de ciudadanos pobres.

Finalmente, para los que dicen que Venezuela se está arreglando, debe ser que se arregla cuando llega la luz y se desarregla cuando se va.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

LA CRISIS MAYOR DE COLOMBIA: PETRO

| comentarios

Opinion

EL CAMINO SON LAS EXPORTACIONES

| comentarios

Opinion

PODER-LIBERTAD-AUTORITARISMO

| comentarios