Día de la Madre: Madres todoterreno por amor a sus hijos

María Villamizar (pasante) | La Prensa Táchira.- Dicen que el amor de una madre es inigualable y en el mundo hay miles de casos que inspiran y dan muestra de cuan dispuestas están las madres por sus hijos. Este segundo domingo de mayo, Venezuela y una gran cantidad de países le rinden homenaje a las madres, las cuales gracias a su amor, entrega y voluntad; hacen todo lo necesario por seguir adelante.

Ser mamá, va más allá de solo tener un hijo, implica un proceso de aprendizaje y aceptación que finalmente se condensa en un amor profundo e indescriptible, pues como dice Andreina Valdez, "solo otra madre puede entenderlo, porque hay que vivirlo para saber" lo que implica ser mamá y como dicen las abuelas, "nadie nace aprendido" pero se da lo mejor de sí. 

Determinación

María Márquez, mecánica de un taller en la Concordia, dice que "ser madre es dar todo por tu hijo, es sobrepasar los límites del cuerpo, estar cansado y continuar; es una responsabilidad que nunca se deja a un lado, nunca se renuncia, al contrario, se lucha con valor y esfuerzo" sin importar nada más y sin esperar nada a cambio. Comenta que aunque en el hogar también se necesitan los padres, una madre es capaz de dar hasta lo imposible por su hijo, porque "desde el momento en que el niño comienza a llorar, te das cuenta que no hay nada que no puedas hacer por ellos".

Desde su punto de vista, "mamá solo hay una" y como madre de tres hijos considera que en el camino hay muchos momentos "difíciles, pero nada es imposible". Comenta que desde muy joven tuvo que aprender a resolverse para sacar adelante a sus hijos, con 23 años tuvo a su primogénito, posteriormente se integró una niña y otro niño a la familia, pero aunque contaba con el apoyo de su esposo, enviudó y tuvo que seguir adelante sola. 

Expresa que en su condición de madre, hay momentos realmente duros, días en los cuales se pregunta cómo seguir, pero "lo haces por ellos". "Cuando te conviertes en madre, dejas de pensar en ti para pensar en ellos, pero eso no implica que la madre queda a un segundo plano, más bien es una decisión que te lleva a superarte". 

Actualmente, María tiene dos trabajos, intenta resolverse vendiendo postres de vez en cuando y se desempeña como mecánico, actualmente aún está preparándose mediante cursos en el Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces), para seguir aprendiendo y desarrollar sus habilidades en el campo laboral, ya que su meta es desempeñarse en el sector automotriz porque "hay que ser fuertes, hay que seguir y luchar pero no descuidar las metas propias". 

Decisión

Lenda Ramírez, tapicera y profesora de educación integral, tuvo a su única hija hace apenas ocho años y aunque tuvo que elegir ser madre soltera, no se lamenta de haber tomado tal decisión puesto que gracias a ello, vive con tranquilidad, siguiendo su propio ritmo y echando para adelante con el apoyo de su familia. 

Ramírez se siente bendecida, hoy en día se desempeña como tapicera en el negocio familiar, explica que junto a sus hermanos continúan este legado que les dejo su padre, aunque cada uno de ellos se desempeña en diferentes áreas. Ella es la encargada de realizar coches para bebés, pero de vez en cuando ha tenido la oportunidad de realizar sillas, muebles u otros objetos ya que al igual que sus hermanos, su papá le enseñó a manejar la máquina y otras técnicas necesarias en el oficio.

Asimismo, dice que trabaja cuidando a una señora cerca de su hogar, destaca que no es nada fácil pero opina que por algo el amor de madre en es el más cercano a Dios, pues un hijo lo es todo y una mamá es ese refugio que funciona como una especie de protección del cual se obtiene fuerza y se sigue adelante. 

Concluye que "los hombres son importantes, pero como mujeres podemos seguir, somos capaces, una mujer soltera que quiera luchar por sus hijos, lo puede hacer" y no hay nada que la detenga, ese es el mensaje que Ramírez le da a las mujeres para que no se sientan incapaces y se vean limitadas ni subordinadas por la dicha de ser madres.

Disciplina

Todo es cuestión de organizarse y tener metas fijas, dice la entrenadora de Wushu, Andreina Valdez, quien opina que parte de ser madre implica tener claro los objetivos porque si bien la vida te cambia por completo, eso no es un motivo para tener miedo y no seguir cumpliendo logros propios. Valdez se dedica a enseñar a otros Wushu, un deporte de combate en el cual ella misma nunca se imaginó ya que al ser un arte marcial muy rudo, pocas mujeres incursionan en este deporte.

Ella se enamoró por completo de este oficio, desde joven le gustaba hacer deporte y cuando salió embarazada a los 19 años de edad, se propuso la meta de seguir adelante, cumpliendo sus sueños sin descuidar a su pequeño. Comenta que fue difícil seguir con una disciplina mientras cuidaba a su hijo, pero gracias a su esfuerzo y voluntad, logró seguir adelante y llegar a ser la mujer que es hoy en día. 

Valdez hoy cuenta con tres carreras universitarias, tiene un negocio propio y es entrenadora de Wushu, vive enamorada de su hijo, del deporte, de su trabajo y de cada uno de los niños que ha entrenado desde que eran unos pequeños de 5 años. Destaca que es importante no quedarse enfrascados porque si bien "un hijo es el amor de tu vida, yo nací para vivir y no solo para tener hijos, yo tomo mis decisiones, mi hijo me motiva a seguir y a no perder el enfoque, pero también estoy yo".

Compromiso

Carmen Andrade, profesora de la escuela de música Miguel Ángel Espinel, dice que ser madre es una maestría en el amor verdadero, para ella, más allá de un sacrificio o una lucha, ser mamá es una bendición que se asume con valor, responsabilidad y un enorme compromiso que saca la mejor versión de las personas. Es un proceso de aceptación con un profundo amor implícito porque "detrás de una persona especial, hay una mamá especial" que lo da todo por su hijo. 

Para Andrade, madre de un joven y una niña que sufre de trisomía 8, ha sido difícil. Comenta que los cuidados que su hija requiere no son nada fáciles de cumplir y le ha tocado seguir adelante bajo sus propios métodos, trata de resolverse vendiendo cupcakes y otros postres, pero también le ha tocado pedir dinero porque a veces simplemente no alcanza, por ello trata de retribuirle a la vida las buenas oportunidades que ha tenido y por eso, intenta destacar lo bueno, lo hermoso y lo importante que es proyectar el ánimo, el amor y todas las cosas bonitas que vive junto a su hija. 

Andrade aun en contra de los pronósticos de los médicos, quienes le daban bajas esperanzas a su hija, ha logrado demostrar el progreso de su pequeña, destacando su felicidad y la importancia de que ella, como madre, también debe preocuparse por su bienestar para que su buena condición se traduzca en beneficio de sus hijos. Es un ejemplo a seguir pues pese a todo, ella ha sacado fuerzas, se ha levantado y seguido adelante, dando todo sin esperar nada a cambio, ingeniándose y pensando siempre en el bienestar y felicidad de sus hijos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Aguas negras socavan Los Duques de Barrancas

| comentarios

Locales

Los jóvenes impulsan el arte tachirense

| comentarios