VENEZUELA DEJA DE SER PUENTE DE TRÁFICO PARA SER PRODUCTOR 

Euseglimar González | La Prensa del Táchira.- Venezuela en un futuro podría convertirse en el cuarto productor global de cocaína, y es que las recientes incautaciones de plantas de cocaína así como la destrucción de laboratorios en los estados Apure y Zulia, da pie a que el país no sólo sea tránsito de droga, sino también productor. 

Según la reciente investigación de la fundación InSight Crime "La revolución de la cocaína en Venezuela", el país corre el riesgo de convertirse en productor global de cocaína, después de Colombia, Perú y Bolivia.

InSight Crime advierte que en varios estados del país, presuntamente, hay presencia de sembradíos de cocaína y laboratorios para la fabricación ilícita de droga. 

Jeremy Mcdermott, codirector de InSight Crime, detalló que desde que Colombia comenzó a producir cocaína, la droga transita por Venezuela; sin embargo, especificó que en los primeros años este negocio fue manejado por traficantes colombianos, pero que hoy "Venezuela es mucho más que una nación de tránsito". 

Desde el año pasado, el gobierno de Venezuela ha anunciado grandes incautaciones de alijos de droga y desmantelamientos de laboratorios tanto en el estado Apure como Zulia, y de allí parte la investigación de la fundación que tardó tres años para corroborar que en territorio venezolano existan sembradíos de cocaína.

La investigación arrojó que los sembradíos están en los municipios de Catatumbo, Machiques de Perijá y Jesús María Semprún, localizados en Zulia, donde hay una fuerte influencia ilegal del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

También en los municipios Pedro Camejo y Rómulo Gallegos, en Apure, un área dominada por los exguerrilleros de la Segunda Marquetalia.

Además, habitantes, exfuncionarios públicos y periodistas aseguraron a InSight Crime, que cerca de estos sitios hay laboratorios para el procesamiento de cocaína y pistas clandestinas para el despegue y aterrizaje de narcoavionetas.

"Hasta ahora, la producción de cocaína en Venezuela es incipiente, en comparación con los niveles históricos que se han registrado en Colombia en los últimos años. Pero la región fronteriza del país, pobre, aislada, abandonada por el Estado y dominada por grupos armados representa una placa de Petri perfecta para su extensión. Y en un país ahogado en una crisis económica, gobernado por un régimen corrupto y devastado por la criminalidad esa es una apuesta peligrosa", es parte de lo publicado en InSight Crime tras la investigación.

Según Mildred Camero, expresidenta de la Comisión Nacional contra el Uso Ilícito de las Drogas (Conacuid) de Venezuela; ocasionalmente se han encontrado pequeñas plantaciones de "coca", al menos desde comienzos de la década de 2000. Y ahora, al igual que en Zulia, hay señales de una aceleración de la producción de cocaína en la región.

Ocho estados

En la última década, en Venezuela ha habido presencia de guerrilleros y según los expertos fueron ellos quienes instalaron pistas y laboratorios de droga en el país y que poco a poco se fue extendiendo. En la investigación revelaron que, supuestamente, Apure y Zulia tienen sembradíos de cocaína, pero que a su vez hay otros estados como Táchira, Sucre, Delta Amacuro, Amazonas, Carabobo y Falcón, que limita con Lara y Yaracuy que son usados como tránsito de la droga sea por aire, mar o tierra.

Además, destacaron que la región del Catatumbo, en el noroeste de Colombia, y el estado Zulia, en el noreste de Venezuela, han sido colegas criminales durante mucho tiempo.

"La frontera entre los dos países (en Zulia) está delimitada por la Serranía del Perijá, una remota cordillera que ofrece excelentes condiciones climáticas para el cultivo de cocaína, así como la geografía ideal para ocultar los cultivos y los laboratorios, mientras los grupos armados los protegen y así evitar que sean descubiertos por las autoridades", es parte de lo publicado por la fundación.

Especificaron que en el lado colombiano, grupos guerrilleros como las (FARC) y el ELN han utilizado sus vínculos con las comunidades campesinas para fomentar el cultivo de "coca". 

Mientras que el acceso de Zulia al Caribe a través del Lago de Maracaibo, así como numerosas pistas de aterrizaje clandestinas han convertido al estado en un punto de "despacho clave para los cargamentos de droga hacia Centroamérica y el Caribe.

En octubre del año pasado, funcionarios militares informaron que incautaron 13.883 kilos de cocaína y pasta base de "coca" en un operativo en Zulia. Una de las incautaciones más recientes ocurrió en febrero de 2022, un total de 341.000 matas de cocaína que ocupaban 31 hectáreas fueron detectadas en el estado Zulia, dijo el fiscal general, Tarek William Saab.

También han decomisado armas y material explosivo.

Aún no está claro la cantidad de hectáreas de producción de cocaína en Venezuela, pues la investigación de InSight Crime sólo tiene evidencia sustancial de plantaciones en dos estados. 

Sin embargo, otros estados con frontera con Colombia podrían tener siembras.

La investigación que incluyó trabajo de campo en puntos críticos para el tráfico de drogas, cientos de entrevistas y monitoreo diario de decomisos, detenciones y operativos antidrogas, hizo que InSight Crime identificara los flujos de cocaína que se mueven por Venezuela y las redes criminales que los mantienen en movimiento. 

"Las rutas de la cocaína en Venezuela pasan por casi todos los estados del país", indicó el estudio.

Carabobo y Falcón son dos estados relevantes para el narcotráfico. "La administración del puerto de Puerto Cabello (Carabobo) está en manos de los militares y es allí donde transitan la mayoría de las drogas", dijo a InSight Crime un exfiscal del estado Carabobo.

Pero estos dos estados, presuntamente, sirven como punto de partida marítima de la droga a otros países.

Megabandas

Las megabandas delictivas de Venezuela juegan una parte importante, y es que el auge del narcotráfico incentiva no sólo la presencia de grupos ilegales colombianos, sino también al crimen organizado, como "Tren de Aragua", "Tren de los Llanos" y los "Meleán", entre otros.

Los grupos hamponiles, supuestamente, son parte de la distribución de droga interna y reciben dinero ilícito. 

"Gran parte de los ingresos en dólares en Venezuela es por la fuente del narcotráfico", dijo Mcdermott.

Obligados a vender sus fincas 

Son obligados a vender sus fincas. Presuntamente, buscan sembrar droga en estados fronterizos. Sebastiana Barráez, periodista de la fuente militar y frontera, comentó que en Apure se ve constantemente la compra de tierras (fincas y hatos), por presuntos miembros de la guerrilla.

"En alguno de los casos les llegan a los propietarios de las finca y les exigen que vendan, porque sino tendrán expedientes contra ellos por narcotráfico", dijo Barráez durante el conversatorio sobre la reciente investigación de InSight Crime.

Barráez describe que Apure, por su llanura, es un lugar ideal para el aterrizaje de las aeronaves que transportan droga, a la vez que sus ríos navegables complementan las rutas del narco.

No sólo la compra y la venta de fincas aumenta, también de ganado, viviendas y empresas. En las investigaciones de la periodista, la compra de propiedades es por parte de colombianos y mexicanos en los estados Apure, Guárico, Anzoátegui y Bolívar, con dinero cuyo origen es desconocido.

Lara usada como ruta para la droga

El rastreo en la ruta de la droga en Lara ha dado frutos, pues han detectado algunos de los cargamentos de droga y los cuerpos de seguridad han detenido a varios traficantes. El año pasado incautaron 770 kilos con 301 gramos de sustancias estupefacientes.

Desde "Narcomulas" hasta traficantes fueron capturados por funcionarios cuando pretendían pasar la droga por el territorio larense, pues el estado desde hace varios años se ha convertido en la ruta "preferida" por los "narcos" para poder sacar el cargamento hacia las costas del país, para ser distribuidas a otros países.

Pero el tránsito no sólo es por tierra, desde hace años pilotos logran burlar los radares e ingresan al espacio aéreo. En el intento de volar por el espacio venezolano, algunas veces son detectados por la FANB, quienes los neutralizan y, según las autoridades, los pilotos al negarse aterrizar las naves son derribadas.

Sin embargo, hay otros casos que han ocurrido en Lara, como son los siniestros aéreos, pero en su mayoría quienes los pilotean son presuntos narcotraficantes.

En abril del año 2020, en el caserío San José, ubicado en el municipio Torres, una aeronave Cessna N548JD se precipitó y se estrelló contra una montaña, y sus dos tripulantes murieron. En el sitio, autoridades no hallaron droga.

Días después, los dos tripulantes que murieron fueron identificados como Ismael Arce Lugo y Jorge Andrés Altamar, de nacionalidades mexicana y colombiana. Fuentes policiales los señalaron como narcotraficantes. Mientras que en febrero de ese mismo año, una narcoavioneta cargada de 430 panelas de presunta cocaína de alta pureza fue interceptada por funcionarios del destacamento de Apoyo Aéreo de Barquisimeto, tras sobrevolar de manera sospechosa por territorio venezolano.

Sin compromisos para luchar

La vicepresidenta de Colombia culpa a Venezuela de permitir la estadía del ELN, las FARC y el narcotráfico en territorio venezolano, además sumó la falta de un compromiso de otros países para atacar las finanzas de grupos organizados.

Marta Lucía Ramírez, canciller y vicepresidenta colombiana, contó que luchar contra el narcotráfico en su país resulta muy complicado sin la cooperación de sus vecinos. Es en Venezuela, afirma, "donde están los grupos terroristas de Colombia, como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), las FARC, el narcotráfico y no ha habido compromiso de Venezuela para luchar contra el narco".

 Durante la Reunión Ministerial de Migración, detalló que la siembra de coca en los años recientes alcanzó las 160 mil hectáreas.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias