Familiares claman justicia por muertos en protestas en Táchira

Más de 20 muertos cuentan en las protestas de 2015 y 2017 en Táchira

Jhoanna Suárez | La Prensa Táchira.- Tras más de 5 años de lo ocurrido, los familiares de los jóvenes asesinados durante las protestas de los años 2015 y 2017 en la región tachirense, han emprendido una querella judicial asegurando que no se rendirán en su lucha porque todos los culpables paguen.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, contabilizó sólo durante el 2017 un total de 6.729 protestas y un total de 163 fallecidos en todo el territorio nacional. En Táchira, la ONG contabilizó desde el 19 de abril y hasta el 31 de julio, un total de 529 protestas y al menos 21 fallecidos, muchos de ellos esperan por justicia.

En este caso, los familiares con el apoyo de ONG han acudido a los tribunales y aunque en algunos casos han logrado la detención de uno de los responsables, no se ha condenado la cadena de mando. 

En querella 

Raquel Sánchez, coordinadora de Foro Penal en el Táchira, mencionó que la organización ha representado a los familiares de 7 de los fallecidos en las protestas de 2015, 2016 y 2017 en el estado. 

La abogada se refirió al caso de Paola Ramírez, de 23 años, ocurrido el 19 de abril de 2017, herida con arma de fuego en la plaza San Carlos durante una represión de una marcha convocada por la oposición. Testigos denuncia ron que Paola fue perseguida y asesinada por colectivos en motocicleta.

En el hecho, contó Sánchez, un civil dispara desde un edificio y la investigación se centró en él. La Fiscalía 4ta del MP no investigó a los colectivos. "El detenido admitió los hechos. Fue condenado por el delito de homicidio culposo. Salió en libertad a través de una medida cautelar. Los corresponsables nunca fueron detenidos". 

José Villasmil, de 18 años, habría sido asesinado el 28 de julio de 2017 con un disparo en la cabeza en la entrada del liceo Alberto Adriani. Quien lo asesina es un funcionario del ejército plenamente identificado. Pasan 4 años para que se emita orden de captura y fallece antes de la primera audiencia. "Nunca se establecieron responsabilidades a la cadena de mando, a pesar de que el sargento declaró que un superior le autorizó a disparar cuando él llamó a pedir refuerzos". 

Otros cinco asesinatos en protestas ocurridos entre 2015 y 2017 se cuentan como impunes en la región.

Erick Roa: "No pienso rendirme"

Han pasado 7 años desde que su hijo Klui vert Roa, de apenas 14 años, murió en la protesta que se desarrollaba en la UCAT, y Erick Roa aún no se rinde. Aunque el funcionario, Javier Mora fue condenado a 18 años de prisión por haber empuñado el arma de perdigones con ablación de plomo que se disparó contra su hijo, Erick señala a 11 funcionarios más relacionados con el evento que deben ser condenados. 

Explicó que estas 11 personas están identificadas, pero el sistema de justicia no ha permitido que se lleve a cabo la investigación y detención de las mismas. "Ellos son responsables directos e indirectos". 

Aseguró que aunque han pasado 7 años, aún no se rinde y no piensa hacerlo.

También hay otros casos: 

José Guerrero (15) fallece el 17 de mayo. El hecho ocurrió en la entrada del barrio El Hoyo, un GNB le dispara. La causa está en investigación.

Jenny Ortiz (42) muere en 2016. Tres años después logran condenar a un politáchira que cumple su condena en el mismo comando.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Sucesos

Asesinan a venezolano en Chile 

| comentarios