Más de 600 denuncias por maltrato infantil durante el 2021 

El 25 de abril se celebró el Día Mundial para la Lucha Contra el Maltrato Infantil, para visibilizar la violencia contra menores

Anggy Murillo | La Prensa Táchira.- Los casos de maltrato infantil en Venezuela y en el mundo arreciaron tras el confinamiento obligatorio por la pandemia del covid-19. Golpes, gritos, señalamientos, abuso sexual, violencia verbal y psicológica son parte de los hechos que se registran a diario en cientos de viviendas, afectando de esta manera el normal desarrollo de los niños, niñas y adolescentes.

Durante el año 2021 y de acuerdo con cifras emitidas por Beatriz Mora, expresidente del Instituto Tachirense de la Mujer (Intamujer), a este organismo llegaron al menos 50 denuncias mensuales de menores de edad víctimas del maltrato. De esta cifra, se desprende en promedio 30 casos por abuso sexual y actos lascivos, 15 por malos tratos, castigos desproporcionados y 5 por prostitución infantil.

A pesar de que desde este medio se solicitó una entrevista con la directora del Instituto de la Mujer, el Consejo de Derecho del Niño, Niña y Adolescentes (Cednna) de la Alcaldía de San Cristóbal y el Instituto Autónomo de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (Idenna) para obtener cifras actualizadas, esto no fue posible; sin embargo, Mora señala que de acuerdo con la información que ha continuado recopilando como defensora de los derechos de esta población, la estadística puede ser la misma, o incluso mayor.

"Todos los días hay dos, tres o cuatro casos y no hay un dominio establecido de edades. Los niños más pequeños son víctimas de violencia sexual de parte de sus padres, padrastros o vecinos. Estas son cifras que se han presentado a diario y llegan por las noticias, otros no son públicos. Son casos de madres que han llegado a consultas psicológicas de privados o públicos a buscar ayuda, porque han colocado denuncias que a sus hijos les han sido vulnerados en sus derechos", resaltó.

La psicóloga, María Barajas, explicó que en su consulta privada es común que lleguen menores en edades comprendidas entre los 6 y 12 años que han sido víctimas de abuso sexual y de maltrato verbal y psicológico. 

"Son niños a los que sus padres les dicen que no pueden, que no son capaces, que se portan mal, que no van a poder hacer nada y que su mal comportamiento genera consecuencias. 

La agresión verbal muchas familias las han formalizado y no lo ven como maltrato, si-no como un método de enseñanza", detalló.

De acuerdo con el informe anual del Observatorio Venezolano de Violencia, durante el año 2021 se registraron en el país 20 casos de infanticidios (asesinatos a niños menores de un año), el 90% de los casos tuvo como responsables a sus familiares. 

Este estudio también revela que durante el año pasado, la victimización se desplazó hacia los adolescentes con edades comprendidas entre los 12 y 17 años, víctimas de lesiones personales. Esta situación deja al descubierto que la violencia a intrafamiliar ha ido en ascenso.

Tipos de maltrato

Los cambios en el comportamiento como la hostilidad, hiperactividad, agresiones, bajo rendimiento escolar o en las actividades extracurriculares, síntomas de depresión, ansiedad, miedo a cosas a las que antes no les temía o no querer estar solos con otra persona son algunos síntomas visibles que indican que un menor ha sido o es víctima de abuso.

Hay diversos tipos de maltrato y, en muchos casos, la persona que lo ejerce desconoce que lo está ejecutando. El daño físico y psicológico y el abuso sexual son los más comunes y los que mayores denuncias generan (muchos casos son encubiertos o callados por las víctimas).

En el caso del maltrato físico, los síntomas suelen ser visibles pues hay marcas de lesiones personales o los accidentes son frecuentes; el psicológico es evidente cuando un menor sufre de ansiedad, agresividad, hostilidad o cae en la ingesta de sustancias psicoactivas. 

En cuanto al abuso sexual, usualmente la víctima presenta cambios bruscos en su comportamiento, miedo, sentimientos de culpa, dificultad para caminar o sentarse, dolor, irritación o picor genital, hemorragia vaginal o anal. En esta lista, también se cuenta el maltrato por negligencia, que es cuando un menor presenta desnutrición u obesidad, usa ropa inadecuada para el lugar o el clima, hay falta de cuidados médicos o el niño se queda al cuidado de personas ajenas a su familia.

El Síndrome del Niño 

Zarandeado, es cuando alguien sacude con fuerza o arroja al bebé contra un objeto, aunque se suele presentar en niños de hasta cinco años, es más frecuente en bebés menores de un año de edad.

Otro de los tipos de maltrato infantil que probablemente se ha vuelto común en Venezuela debido a la crisis económica que durante varios años ha afectado a familias de bajos recursos es la explotación laboral y comercial, y se presenta cuando los menores deben convertirse en cabezas de familia para lograr llevar el sustento a sus hogares y abandonan la escuela. 

El Síndrome de Münchausen, aunque su nombre no es muy conocido, sí se encuentra en la lista de maltrato infantil y se da cuando el cuidador, con mayor frecuencia la madre, inventa alguna enfermedad en su hijo y hasta provoca síntomas reales para que parezca que el menor realmente está atravesando alguna patología.

Consecuencias

Todas estas situaciones en muchos casos exponen a los menores a desarrollar conductas disociales y adicciones a diversas sustancias, pues de esta manera buscan salir de ese laberinto en el que se encuentran.

De acuerdo con lo informado por el médico psiquiatra, Juan Carlos Echeverry, cualquier persona que tenga una historia de maltrato está propensa a desarrollar diferentes conductas con las que hasta pueden llegar a atentar contra sus vidas.

"El maltrato va a generar historias de repetición del maltrato, adicciones, conflictividad con otras personas y comportamientos disociales en donde se abarca la ruptura de las normas y de las leyes, y en último lugar puede generar accidentes y también ideas suicidas", resaltó.

Pero ¿qué pasa por la cabeza de un niño que sufre maltrato? De acuerdo con el psiquiatra Juan Carlos Echeverry, en la mayoría de los casos esta situación ha sido tan normalizada, lo que hacen es repetirla. "A un niño víctima de maltrato muchas veces les cuesta bastante reaccionar y darse cuenta que lo que hace el papá o la mamá en sí, es un maltrato", destacó.

Muchas veces y de acuerdo a su experiencia, estos menores de edad suelen convertirse en "niños bully" y asegura que actúan de esa manera sólo porque se están defendiendo de quienes se burlan o se meten con ellos. "Atender directamente a ese niño no funciona mucho, para mí lo que más resultado ha dado es hablar directamente con los padres y que sean ellos los que inhiban el maltrato en el hogar".

Es por eso que los especialistas recomiendan que los regaños, castigos, descalificaciones o la denominada "ley del hielo" se inhiban del hogar para que los niños crezcan con una educación más coherente, ya afín a sus emociones.

"Es muy importante moldear nuestras conductas. Los niños van creciendo y van aprendiendo a través de la imitación y el rechazo. Si ven que en su casa hay maltrato, que la mamá es agredida por el papá o viceversa, van copiando esas cosas, entonces nosotros como adultos, como terceros o como padres debemos moldear nuestras conductas. Hay que velar por los derechos del niño, por su escucha y por permanecer atentos ante cualquier demanda efectiva que ellos puedan manifestar", añadió la psicóloga, María Barajas.

Cuando una persona es maltratada durante su infancia es probable que al crecer y forme una familia se convierta en maltratador, pues los golpes, las peleas y los gritos han sido normalizados y es justo esto lo que se debe evitar.

Casos relevantes en Venezuela

Durante los últimos meses se han reseñado diversos casos de maltrato infantil, unos peores que otros, en la mayoría las víctimas son niños menores de 10 años, y los responsables o son sus padres o familiares directos.

El pasado 24 de abril se dio a conocer la detención de una pareja en el estado Guárico, luego que fueron denunciados por haber sacado a la calle a las 2:00 de la madrugada a su hijo de tan sólo 4 años de edad, alegando que tenía mucha tos y no los dejaba dormir. A eso de las 5:00 am, el menor fue avistado deambulando por la zona en ropa interior.

Otro caso de maltrato se registró en el estado Lara, donde una mujer de 34 años fue detenida por golpear salvajemente a su pequeño hijo de tan sólo 10 meses de edad mientras caminaba con él en brazos.

El estado Táchira no escapa de esta situación, pues a finales del 2021 una mujer fue detenida en el municipio Pedro María Ureña, luego que fue denunciada por su pareja, pues había lanzado al piso a su hijo de 6 meses, además cometía constantes atropellos a otros dos niños de 3 y 4 años de edad.

El caso más grave de maltrato que ha salido a la luz pública en la entidad, dejó a un bebé de 11 meses fallecido, pues se encontraba en desnutrición aguda severa. Su madre, una joven de 17 años, lo llevó hasta la Sala de Emergencia del Hospital Central de San Cristóbal, donde los galenos evidenciaron que el pequeño tan sólo pesaba 5 kilogramos.

Su hermanito de tres años fue rescatado, pues se determinó que también presentaba desnutrición, además de haber sido sometido a maltrato psicológico, físico y sexual. Tanto la madre como el padrastro fueron detenidos.

El 18 de abril, el fiscal general, Tarek William Sabb, informó sobre una orden de captura en contra del padrastro y la madre de un menor que falleció víctima de maltratos físicos que le causaron la muerte.

Faltan campañas de educación

Especialistas sugieren que en el país hace falta campañas educativas con las que se pueda erradicar el maltrato infantil y que además lleven a que los niños que sean víctimas de estas situaciones, logren identificar cuando son abusados.

"Se tiene que educar a los padres en cuanto al maltrato y en cuanto a una educación sana, coherente, que permita la correcta aceptación de las emociones propias, y de esta manera es que se va a prevenir. A alguien se le puede ocurrir una política, pero la educación es fundamental y si en los hogares vamos enseñando a los niños lo que es y lo que significa el maltrato, los mismos niños van a llegar a su casa diciendo que nos dijeron que esto es un maltrato", explicó el psiquiatra, Juan Echeverry.

La comunicación y la confianza dentro de la familia, también es importante, pues de esta manera los niños van a abrirse a contar a sus padres o terceras personas lo que ocurre en su entorno y de qué están siendo víctimas.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias