Barcelona vuelve a la victoria

Agencias | La Prensa Táchira.- El equipo Blaugrana, finalmente, consiguió volver al sendero de la victoria y se quedó con los tres puntos en su casa al vencer 2-1 al Mallorca.

Un gol de Memphis Depay en el primer tiempo y otro de Sergio Busquets en el segundo dejaron en una anécdota el tanto de Antonio Raíllo en el tramo final de un encuentro.

Regresaba el Barça al Camp Nou, un templo maldito en los últimos tres partidos ante el Eintracht Fráncfort, el Cádiz y el Rayo Vallecano. Y lo hacía sin Dembélé, renqueante en el banquillo por una amigdalitis.

El Mallorca esperaba su momento en una transición. Y, en estas, tuvo el primero en las botas de Fernando Niño que remató a las nubes una asistencia demasiado potente de Bryan Oliván.

El máximo goleador azulgrana esta temporada, con 13 tantos, daba un respiro a su equipo, que antes del descanso encerró al Mallorca en su área, si bien le faltó precisión y le sobró precipitación en los últimos metros para irse al descanso con un resultado más favorable.

Salió con otra cara el Barsa del vestuario. Movió el balón con más velocidad, De Jong y Gavi aparecían con más frecuencia en los pasillos interiores y los delanteros llegaban con más facilidad al área del Mallorca, que sacaba el agua del barco como podía.

Pero el que acabó de derribar el muro del Mallorca no fue un delantero, sino Sergio Busquets. El capitán cazó un balón en la frontal, mareó a su marcador y cruzó un disparo que impulsaba al Barça hacia el tan ansiado triunfo.

Al partido sólo le faltaba el anunciado retorno de Ansu Fati tras recibir el alta médica. El hispano-guineano jugó los últimos 15 minutos del partido. Tuvo poca participación, pero se mereció varias ovaciones de su afición.

Con información de EFE y Líder 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias