Familia estuvo expuesta a monóxido de carbono por tres días

Anggy Murillo | La Prensa Táchira.- Los cuatro integrantes de una familia que murieron el pasado viernes junto con su mascota en un conjunto residencial de San Cristóbal, estuvieron expuestos durante tres días al monóxido de carbono producido por una falla que presentaba el calentador de agua y que, debido a que en el lugar no había ventilación natural, pues las ventanas siempre estaban cerradas por el uso del aire acondicionado, se acumuló desplazando el oxígeno.

De acuerdo con información de expertos en la materia, el aparato no habría estado generando una combustión completa, es decir, que no estaba quemando correctamente los componentes del gas y la llama generada en lugar de ser azulada se volvió amarilla, generando que las partículas se fueran al aire y de esta manera se produjera el monóxido de carbono.

"Este elemento es inoloro, incoloro, no irrita, lo que lo hace indetectable. El calentador estaba quemando mal y desprendió el carbono y se generó el monóxido en altas concentraciones ya que el apartamento permanecía cerrado por los aires acondicionados prendidos, aumentaron los niveles", explicó una fuente interna de este medio de comunicación. 

Las normas internacionales establecen que una concentración normal de monóxido de carbono va de 9 a 15 partes por millón, se pudo conocer que en el momento de la inspección efectuada al apartamento de esta familia, los niveles se encontraban en 999 partes por millón, una exposición durante más de 15 minutos a este gas y en cantidades elevadas, advierte una muerte segura.

"Estuvieron absorbiendo el monóxido vía cutánea y respiratoria, tal vez ellos en ningún momento pensaron que los síntomas que probablemente estuvieron presentando durante esos días estaban asociados a eso, pero se estuvieron intoxicando durante tres días por la poca ventilación", resaltó. 

Dolores de cabeza, mareos y somnolencia, fueron los síntomas que habrían manifestado durante estos tres días las víctimas, según una fuente cercana a la familia.

 "Un ejemplo más claro de lo que sucedió con esa familia. Eso es como si usted cocinara dentro de su apartamento con leña y las ventanas están cerradas ¿hacia dónde va el humo? A diferencia es que este humo sí es percibido visiblemente y genera un olor. Lo que ocurrió aquí fue que el monóxido comenzó a descender desplazando el oxígeno hacia la parte más baja del apartamento y en sí lo que respiraban era monóxido", señaló el experto.

Para prevenir este tipo de situaciones se recomienda realizar mantenimiento a los calentadores de agua que deben estar ubicados en lugares con buena ventilación.

Durante la autopsia, a los cuerpos de los tres adultos y el menor de edad se le realizó una prueba de carboxihemoglobina que mide el nivel de monóxido de carbono en la sangre, con ella se pudo determinar la presencia del gas en grandes cantidades.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Sucesos

Imputados por extorsión en Norte de Santander

| comentarios