Flagelación de Jesús

María Villamizar (pasante) | La Prensa Táchira.- Muchas han sido las versiones sobre la crucifixión de Jesús, quien a los 33 años fue condenado a muerte, y según historiadores fue la "peor" de la época, ya que sólo los criminales eran condenados como lo hicieron los romanos con el hijo de Dios.

Las flagelaciones romanas eran brutales. Consistían en dar 39 latigazos. El soldado usaba un látigo de cuero trenzado con bolas de metal y puyas de hierro. Cuando el látigo golpeaba la carne, esas bolas provocaban moretones y desgarre de la piel. La espalda quedaba tan desgarrada que la espina dorsal quedaba expuesta debido a los cortes. Los latigazos iban desde los hombros, espalda, nalgas y piernas. Mientras continuaba la flagelación, los golpes rasga- ban los músculos y producían hilos de carne sangrante. Las venas quedaban al descubiertas, los músculos, tendones y entrañas quedaban abiertas. 

Jesús estaba en una condición conocida como hipovolémica (quiere decir que la persona sufre efectos de la pérdida de una gran cantidad de sangre) mientras escalaba el camino hacia el Calvario llevando el madero. 

La muerte de Jesús fue todavía peor que la crucifixión común. Los clavos que los romanos usaban eran de 18 centímetros de largo. Se clavaban por las muñecas. Este dolor es similar al que uno siente cuando se golpea accidentalmente el codo y se da en ese huesito, pero ahora imagine tomar un par de pinzas y presionar hasta triturar ese nervio; ese dolor sintió Jesús.

Tomando como pruebas los escritos bíblicos y el manto sagrado de Turín, a lo largo de la historia varios investigadores y científicos han propuesto diferentes teorías sobre lo que ocurrió con Jesús en la época de su "juzgamiento" por parte de los romanos en Jerusalén. 

Últimas 24 horas del hijo de Dios

Jesús de Nazareth y sus discípulos se reúnen para celebrar la Pascua judía y tras la institución de la eucaristía, el sacerdocio cristiano termina una parte importante de su misión entre los hombres. Pero queda aún el sacrificio final, la pasión, la culminación del plan encaminado a la salvación de la humanidad, que es coronado con su resurrección para el perdón de los pecados.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Apio y zanahoria disminuyen un 30%

| comentarios