Siete estaciones para honrar a Jesucristo

Visitar los siete templos es una tradición que los tachirenses han mantenido vigente durante estos años, inclusive durante la pandemia

María Villamizar (Pasante) | La Prensa del Táchira.- En la noche del Jueves Santo y durante la mañana del Viernes Santo, los feligreses realizan una de las tradiciones más antiguas: visitar los siete templos. Esta actividad es una de las que aún cuenta con gran presencia de los creyentes, quienes van a adorar al Santísimo Sacramento del altar, mientras acompañan a Jesús en el inicio del camino hacia su crucifixión.

Este es uno de los actos más importantes dentro de Semana Santa y por ello, las iglesias manejan un cronograma especial en estos días para que todas las personas puedan acercarse y permanecer junto al Santísimo. 

Como es costumbre, luego de la última eucaristía del Jueves Santo, los párrocos dejan expuesto el Monumento dentro de sus iglesias y dan disponibilidad para que los creyentes puedan orar en el templo y acompañar, simbólicamente, el recorrido de Jesús durante la noche que fue apresado.

Entre las iglesias más concurridas, la Catedral de San Cristóbal, la iglesia San José y la iglesia El Ángel destacan. Sin embargo, la Basílica de Nuestra Señora de la Consolación es sin duda la más visitada para estas fechas, sobre todo porque tiene la ventaja de contar con la exposición de la réplica de la Virgen de la Consolación, la cual es considerada como una de las reliquias más preciadas por los católicos. 

Debido a que este año se está retomando la presencialidad en la celebración de la Semana Santa, anudado a la inseguridad y a la situación generada por la pandemia de covid-19; el obispo monseñor, Mario Moronta, ha ordenado que el cierre de los templos debe tener como límite las 9:00 pm, esta decisión llega con el fin de resguardar la seguridad de todos aquellos que deseen participar.

Inclusive, Gonzalo Becerra, párroco de la iglesia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro o mejor conocido como El Santuario, indica que en su caso particular está la posibilidad de cerrar las puertas del templo antes de la hora estipulada por el obispo, esto es debido a que cuenta con poca luz en las instalaciones y por las fallas del servicio eléctrico, considera necesario velar por la seguridad de todos.

El sacerdote, al igual que el párroco José León de la Catedral de San Cristóbal, opina que se debe pensar en estos aspectos, pues a pesar de que la Semana Santa es una fiesta cuya invitación no excluye a ninguna persona, la institución no cuenta con un sistema de patrullaje o algún otro acompañamiento de los cuerpos policiales, por lo cual resulta pertinente aplicar estas medidas para garantizar el bienestar de todos los ciudadanos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
AAprobar

prueba de subida de notas    

| comentarios